¿Están Intel y AMD preparados para Windows 7?

CloudProveedor de ServiciosProyectos

Según las dos compañías, son muy pocos los problemas que los usuarios se podrían encontrar con la compatibilidad a la hora de ejecutar el modo Windows XP virtualizado.

Desde que Microsoft anunciara la nueva funcionalidad de Windows 7 para ejecutar Windows XP (XPM) mediante virtualización para maximizar la compatibilidad con las aplicaciones desarrolladas para este sistema operativo, se ha puesto en duda desde diversos medios su funcionamiento por problemas con los microprocesadores.

Efectivamente, el modo XP de Windows 7 permitirá a los usuarios ejecutar aplicaciones basadas en este sistema, tanto en la versión Enterprise como en la profesional o la Ultimate.

Esta nueva característica es otro incentivo más para que migren a la nueva plataforma, prevista para finales de año o comienzos de 2010.

John Spooner, analista tecnológico en Business Research, ha indicado que el modo CP es el ejemplo perfecto sobre cómo la tecnología de la virtualización se puede utilizar en ordenadores de sobremesa y portátiles.

Sin embargo, mucho se ha comentado al respecto, especialmente a nivel de procesador, ya que podría darse el caso de que los modelos actualmente en el mercado no permitan utilizar este modo de ejecución de Windows XP. Esto es así porque la tecnología de virtualización necesaria a nivel de hardware imposibilitaría que los fabricantes pudieran comercializar sus procesadores con los previos actuales.

En el caso de AMD, Margaret Lewis, directora de soluciones comerciales de la compañía, ha salido al paso asegurando que sólo aquellos chips de gama baja como los Sempron podrían no soportar la tecnología de virtualización que promete Microsoft con XPM.

Mientras tanto, Intel asegura que la mayoría de sus procesadores enfocados al mercado profesional incorporan capacidades de virtulización Intel VT, tal y como ha comentado George Alfs, portavoz de la firma. El fabricante introdujo esta tecnología en 2005 y ya ha comercializado más de 100 millones de chips con ella.

En el comunicado, Intel ha afirmado que el modo Windows XP en el nuevo sistema operativo de Microsoft está enfocado en gran medida al mercado profesional. Está disponible en las versiones de gama media-alta del sistema y está soportado a nivel de hardware por muchos procesadores de Intel.

Llegado el momento, los usuarios tendrían que habilitar las funcionalidades específicas de virtualización directamente desde la BIOS del sistema, ya que por defecto se encuentran deshabilitadas.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor