12 datos para comprender el enorme tamaño de Apple

Fabricantes de SoftwareProyectos

Con detractores  incansables y defensores acérrimos, Apple es una empresa que ha atravesado distintas etapas a lo largo de su historia en las que ha alcanzado la gloria, ha coqueteado con el fracaso, ha funcionado como una extensión más de su carismático cofundador Steve Jobs y ha variado su fuente principal de ingresos desde los ordenadores hasta los teléfonos móviles. Pero para tomar auténtica conciencia del tamaño de esta manzana mordida quizá convendría detenerse en repasar unos cuantos detalles que te enumeramos a continuación.

Algunos sostienen (no sin parte de razón) que Apple nunca ha inventado nada. Con suerte ha redefinido/mejorado/transformado dispositivos ya existentes a los que ha imbuido de un aspecto que incluso es deudor de diseños del pasado. Pero tampoco inventaron el automóvil marcas como Volkswagen, Toyota o Ford y eso no les impide rivalizar (e incluso superar con creces) las ventas de Mercedes Benz.

Hubo momentos en que Apple protagonizó la revolución y otros en los que supo adaptarse a las circunstancias, hacer de la necesidad virtud y olvidar frases lapidarias de su ya difunto líder (“Apple no fabricará tablets de 7 pulgadas“) corroboradas por su sucesor y demostrar que podían vender incluso más unidades del iPad mini que del hermano mayor.

Con una dilatada trayectoria que además experimenta crecimiento constante desde hace más de una década, cuando apareció el iPod cambiándolo todo, deberíamos tomar conciencia del gran tamaño que ha ido tomando Apple.

Empecemos por su capacidad para generar ingresos. Tan solo a lo largo del primer trimestre de 2014 ha efectuado ventas por valor de 43.700 millones de dólares, lo que supone más que lo que en el mismo periodo consiguieron Amazon, Facebook y Google juntas.

De todo ello el mayor responsable sin duda es el negocio de telefonía móvil puesto que de la cantidad antes citada 26.000 millones corresponden a ventas de iPhone. Para comparar, la totalidad de ventas conseguidas en el mismo periodo por Microsoft en todas sus áreas de negocio fue de 20.040 millones de dólares. Y la curva de crecimiento de ventas del iPhone sube con más fuerza que la de la empresa fundada por Bill Gates.

En este aspecto de las ventas de móviles sí es cierto que Samsung es la empresa que más smartphones vende en todo el mundo pero a pesar de vender el doble de teléfonos que Apple genera aproximadamente los mismos ingresos y la mitad de beneficios (Samsung 6.300 millones de dólares, Apple 13.000 millones).

Incluso en los sectores en los que puede hablarse de malas noticias para Apple, como son las ventas de iPad que están experimentando un descenso, en el pasado trimestre se consiguieron 7.600 millones de dólares en dicho concepto. Facebook en ese mismo trimestre logró unos ingresos de 2.500 millones y a lo largo del ejercicio completo de 2013 lograron 8.900 millones de dólares. Facebook es la red social más popular del mundo, supera los 1.000 millones de usuarios, y apenas logra superar en un año lo que vende en un trimestre el dispositivo que peor está funcionando en cuanto a ventas de Apple.

Los modelos de negocio de la distribución de contenidos cambiaron radicalmente con la llegada de iTunes y más recientemente con Netflix. La plataforma de distribución musical de Apple obtuvo 4.570 millones de dólares durante el primer trimestre de 2014 mientras que la empresa de streaming de series y películas logró 4.370… pero a lo largo de todo 2013.

Estos beneficios no parece que vayan a dejar de incrementarse y en parte será debido al éxito que está alcanzando Apple en el mercado de China, donde está empezando a implantarse comercialmente. El pasado aquel país supuso unos ingresos de 9.300 millones de dólares, prácticamente la misma cifra que obtuvo la marca del mercado estadounidense hace tres años. Las previsiones que se manejan al respecto es que tan pronto como el próximo cuatrimestre Apple ya vendería en China más de lo que vende en Europa. Y la curva de expansión en aquel territorio crece.

Tampoco hay que desdeñar el tremendo poder que tiene Apple en cuanto a la cantidad de cuentas de clientes que maneja, y con ello el número de datos bancarios que maneja. Dado que iTunes tiene 800 millones de cuentas, eso supone tener una ingente base de datos de 800 millones de tarjetas de crédito. Ningún bando del mundo, ni siquiera Amazon, dispone de tal cantidad de información sobre tarjetas de crédito.

Además no deja de crecer el número de nuevos usuarios de Apple. En los últimos seis meses nada menos que 60 millones de nuevos usuarios mientras que como hoy mismo te informamos aquí en The Inquirer la red social Twitter se estanca en cuanto a nuevas altas con sólo 23 millones en el mismo período.

Hemos dejado para el final un par datos que quizá sirvan incluso más que los anteriores para comprender en toda su magnitud el tamaño de Apple. También andan acertados quienes reconocen el gran poder de Amazon, que primero revolucionó el mercado de distribución de libros en papel para a continuación hacer lo propio con el de libros digitales y de ahí convertirse en la que probablemente termine siendo la mayor empresa mundial de distribución de productos varios y logística de los mismos. Pues bien, tan solo en el primer cuatrimestre de 2014 el beneficio neto de Apple fue de 10.200 millones de dólares. Amazon, con 20 años de exitoso negocio a sus espaldas, no ha podido llegar a ganar esa cantidad sumando los beneficios obtenidos en toda su historia. Esto supera incluso los beneficios trimestrales de la mayor empresa petrolera del mundo, Exxon.

Todo esto hace que la cantidad de dinero en metálico que posee Apple a lo largo y ancho del mundo, debido a las ventas en sus distintas Apple Store, supere los 150.000 millones de dólares. Mañana Apple podría comprar Facebook sin pestañear. podría incluso comprar Dropbox, Netflix, Pandora, Tesla, Twitter y Spotify y aún le quedarían 59.000 millones de dólares para otros gastos.

Es cierto que desde hace un tiempo en Apple parecen haber perdido ese liderazgo en la innovación que antaño les caracterizó pero incluso estando “de capa caída” como podría argumentarse desde que cada año no nos sorprenden con algo auténticamente revolucionario la empresa está situada en un pedestal inaccesible y del que no parece que vayan a bajar pronto. Y es que, hablando de estar en lo alto, tan solo con el dinero en metálico que tiene Apple podría haberse financiado el programa Apollo que llevó al hombre a la Luna.

vINQulos

Business Insider

TechCrunch

ITespresso

Bloomberg

Astrociencia

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor