7.000 millones de dispositivos, 9 millones de desarrolladores, 20 años de Java

Software

El lenguaje de programación Java ha cumplido dos décadas de vida tras pasar los últimos seis años en manos de Oracle.

El cambio y la innovación son rasgos inherentes a la tecnología. Pero el mero hecho de que se vayan cociendo nuevas propuestas, a medida que el tiempo pasa y los rivales se multiplican, no tiene por qué suponer irremediablemente el fin de aquellas otras ideas de más edad, las que surgieron enmarcadas en un momento dado para solucionar cuestiones muy concretas. Todo depende de su originalidad, su arraigo y su capacidad de adaptación, una combinación perfecta que permitirá a las más aplicadas ir cumpliendo años, como viene de hacer el lenguaje de programación Java.

Algunos tendrán la génesis de Java bien clavada en la memoria y recordarán su recorrido como si todo hubiese ocurrido ayer. Pero lo cierto es que este lenguaje puede presumir de haberse convertido en un veterano de plena actualidad en esto de la tecnología. Son dos las décadas que carga ya sobre sus espaldas, con una variación de dueños incluida por el camino.

De Oak a Java

Fue en 1995 cuando Java hizo su debut. Aunque su historia tiene más recorrido. Justo a principios de la década de los 90, se formó el Green Project de Sun Microsystems, la misma compañía en la que se gestaron la suite ofimática OpenOffice.org y el sistema operativo Solaris y que por aquel entonces destacaba en el segmento de las estaciones de trabajo. Este referente californiano se propuso avanzar en cuestiones de consumo y, para ello, puso a trabajar en ese “proyecto verde” a profesionales de la talla de James Gosling, Patrick Naughton y Mike Sheridan, entre otros ingenieros. Y es de ahí de donde salió el precedente de Java, una solución que primero fue bautizada como Oak.

Su origen se produjo de modo fortuito en cierta manera. Sus autores comenzaron usando C++ en su propósito de dar vida a un sistema que interesase a los fabricantes del mundo de la electrónica, pero al final optaron por su propio desarrollo y lo que era una simple herramienta se convirtió en un invento de larga trayectoria.

El primer dispositivo basado en Oak fue el asistente digital personal Star7, que data de 1992, corría un software llamado Green OS y contaba con la ayuda de la mascota Duke, que es por tanto una vieja conocida de adeptos y no tan adeptos. Pero sus posibilidades en ese instante no llegan a explotar, así que un año después de esta prueba, el equipo encargado del desarrollo se encuentra reintegrándose en Sun Microsystems como FirstPerson para apostar por los gadgets interactivos y otras cuestiones como las maravillas de Internet. De hecho en 1994, el año del nacimiento del mítico Netscape Navigator, vio la luz el navegador WebRunner, otro producto con Oak que muchos recordarán directamente como HotJava.

1995, el origen

Fuente-Shutterstock_Autor-Novelo_JavaY así empezó todo. WebRunner sería revelado en 1995 durante una conferencia TED. Y durante ese miso año clave, el que ahora marca la fecha de todas las celebraciones, Java cambia de nombre para adoptar el que ahora perdura pese al paso del tiempo y su código es puesto en manos de los desarrolladores de forma gratuita con el doble objetivo de captar su interés y sus contribuciones. La cadena de acontecimientos que se sucedieron después todavía continúa alimentándose. Y es que las expectativas que rondaban las mentes de sus autores se quedaron cortas y llegó un momento en el que las descargas de Java comenzaron a contarse por miles. Y luego por millones.

Java 1.0a2 fue la versión que se presentó en la conferencia SunWorld de ese año 1995, cuando el número de internautas se estaba contando por 16 millones. Lo que hubo en 1996 consistió ya en una conferencia de desarrollo JavaOne, la primera de su clase que se celebraba y a la que acudieron 6.000 personas. Pero en la que también hubo 160 expositores con creaciones Java.

En esta JavaOne primigenia participó el padre de la World Wide Web, Tim Berners-Lee y se acumularon, una tras otra, las novedades. Ahí aparecieron Java 1.0, JavaOS, JavaBeans y las APIs Java Commerce, Java Security, Java Enterprise, Java Server, Java Management, Java Media, Java Telephony y Java Card, por ejemplo. Una Sun Microsystems en la que Eric Schmidt era director de tecnología firmó un acuerdo con Novell y licenció Java a otras empresas como Apple, IBM y Microsoft. Y entremedias también tuvo tiempo para poner en marcha la iniciativa 100% Pure Java. El ritmo en esta época es frenético. Tanto que en 1997 Java se coloca como segundo lenguaje de programación más popular.

Al cumplir un lustro de vida, pudo celebrar unos cuantos hitos. Lejos de limitarse a un grupo reducido de productos, la presencia de Java por aquel entonces podía rastrearse ya en webs, teléfonos, smartcards, terminales punto de venta, cajeros automáticos, juegos, cámaras, centros de datos… Y la lista a día de hoy es amplia. Incluye elementos como los coches conectados, la red de dispositivos del Internet de las Cosas, el Big Data o el cloud computing.

Un camino abierto

Un punto clave para el recorrido de Java comenzó a discutirse cuando todavía no se había cruzado la barrera de los diez años. Lo que comenzó a plantearse en 2004 fue la apertura de esta tecnología, dejando a un lado el proceso de certificaciones para compatibilidades vigente. Aunque el mismísimo James Gosling veía con malos ojos la adopción del modelo “open source”, un par de años más tarde Sun Microsystems daba el paso definitivo. Las tres ediciones de Java, Java SE, Java EE y Java ME (o Java Platform, Standard Edition; Java Platform, Enterprise Edition y Java Platform, Micro Edition) pasaron a entregarse gratis. Java abrazaba la GNU General Public License.

Por el camino cabe decir que se había logrado enganchar a unos 4,5 millones de desarrolladores y que Java amplió su presencia a 2.500 millones de dispositivos, cifras que corresponden a 2005, el año de su décimo aniversario. Y eso que en 2004 se contabilizaban 1.000 millones de dispositivos menos.

La compra de Oracle

Fuente-Shutterstock_Autor-Digital Storm_Java-tazaOtro momento clave data de 2009, cuando la Oracle de Larry Ellison compró Sun MicroSystems. Y, con ella, Java. Bajo mandato de Oracle se han lanzado un par de grandes versiones de esta tecnología, las que llevan los nombres de Java 7 y Java 8. Esta última está considerada la revisión más importante que ha recibido a nivel de programación el sabor SE. No en vano, los nuevos tiempos exigen renovaciones. Su propuesta quedará superada, sin embargo, por Java 9, una numeración en la que ya está trabajando Oracle para tenerla a punto en el año 2016. Java 9 traerá consigo avances en las APIs, soporte para HTTP/2, la solución Java Shell, un puerto para la arquitectura ARM AArch64 y lo que se ha dado en denominar Project Jigsaw.

Sus responsables se muestran convencidos de que hay futuro. “Java ha crecido y evolucionado hasta convertirse en una de las tecnologías más importantes y fiables de nuestra industria hoy”, recuerda Georges Saab, vicepresidente de Desarrollo de la Plataforma Java en Oracle. “Quienes han elegido Java han sido recompensados muchas veces con el incremento en rendimiento, escalabilidad, fiabilidad, compatibilidad y funcionalidad. El ecosistema Java ofrece excepcionales bibliotecas, entornos, y recursos para ayudar, por igual, a los programadores novatos y expertos”, continúa Saab, que apuesta por “que los próximos 20 años sean de evolución y crecimiento”.

“Java toca directa o indirectamente a todos los seres humanos de este planeta. Es el pegamento que permite operar con éxito al móvil o al banco en áreas remotas del mundo, entretiene a millones de personas con juegos como Minecraft, y acciona el motor económico de nuestros mercados globales”, describe, por su parte, el colíder del Java User Group de Londres, Martijn Verburg. Las dos primeras décadas ya se han completado y el recuento se antoja positivo. Las cifras a mejorar por Java en este momento son de 9 millones de desarrolladores que se sirven de su tecnología y de 7.000 millones de dispositivos que la usan. ¿Cuándo se completará el próximo logro?

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor