Anonymous declara la ciberguerra al ISIS

CiberguerraCiberpoderRegulaciónSeguridad
0 0 No hay comentarios

Tras la masacre de París, Anonymous intensifica su ciberguerra contra el terrorismo islamista. El colectivo quiere identificar y bloquear cuentas en redes sociales y sitios web vinculados al ISIS.

Con el mundo entero todavía conmocionado por la matanza de París perpetrada por los terroristas del autodenominado Estado Islámico (ISIS), los líderes políticos están enzarzados en la discusión acerca de la respuesta que se debe dar a este ataque.

Sin embargo, la contestación del mundo digital ha sido inmediata. Además de las infinitas muestras de apoyo a través de las redes sociales, Anonymous ha anunciado que va a poner en marcha un ataque cibernético contra el ISIS.

En un vídeo publicado en internet al día siguiente de los asesinatos, el colectivo declaraba la guerra a ISIS. La Operación París’ (@OpParis, #OpParis y OpISIS) tiene el objetivo de identificar y atacar los sitios web y cuentas en redes sociales vinculadas a la organización terrorista.

Para ello, Anonymous ha publicado tres guías diferentes. La primera de ellas es la ‘Guía para novatos’, con la que quiere enseñar a cualquier persona a iniciarse en el hackeo para atacar al ISIS: indica algunas nociones básicas para empezar y advierte de la importancia de proteger el anonimato. Además, aporta un listado de herramientas que se pueden utilizar sin tener demasiados conocimientos de informática.

El segundo manual es la ‘Guía del reportero’, orientada a la instrucción para lanzar un reporter bot contra una lista de cuentas de Twitter. Así, la propia guía enlaza a una lista de más de 5.000 objetivos en la red de microblogging. El objetivo es hacer públicas las ID de las cuentas de Twitter para poder seguir su pista durante más tiempo, aunque el usuario cambie de nombre.

La última es la ‘Guía del buscador’, para ayudar a localizar webs relacionadas con el ISIS, para informar posteriormente a Anonymous por algunos de sus canales de comunicación. Este manual incluye un diccionario de términos de búsqueda en inglés y permite ver las traducciones al árabe.

Además, Anonymous está filtrando información de cuentas en redes sociales, correos eléctricos y sitios web relacionados con ISIS, indicando sus direcciones IP. Incluso ha publicado los nombres y direcciones postales de presuntos reclutadores, según The Independent.

Pero la acción de este colectivo no es un hecho aislado. Telegram anunció en su perfil de Twitter que ha bloqueado 78 de canales de chat relacionados con los terroristas islamistas.

Hay que recordar Anonymous ya declaró la guerra a los terroristas islámicos en enero, después de los atentados contra el semanario satírico francés Charlie Hebdo.

Cabe preguntarse qué repercusión tienen este tipo de acciones contra el terrorismo. En primer lugar, porque lo único que pueden conseguir, a priori, es bloquear cuentas en redes sociales, correos electrónicos y páginas web. Y en segundo lugar, porque con el hackeo en la red no se consigue lo más importante: hackear las ideas y los fundamentalismos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor