Apple y Unix dejan de ser inmunes al malware

SeguridadVirus

Smartphones y ordenadores portátiles son el nuevo objetivo estrella, alerta G-Data.

Durante un tiempo, utilizar ordenadores con un sistema operativo que no fuese el popular Windows era garantía de una menor cantidad de ataques de malware. La industria del cibercrimen funciona con los mismos criterios que la buena y atacar a un mercado tan selecto no resulta altamente rentable.
Hasta ahora. Los ciberdelincuentes han visto en los SO más allá de Windows un nuevo nicho de mercado y una oportunidad de desarrollar nuevos ataques. “Sin compasión: el e-crimen descubre Apple y Unix como nuevos objetivos”, así lo concluye G-Data tras analizar el impacto del malware durante el primer semestre de 2009. La compañía de seguridad acaba de presentar su Informe sobre ese período del año, período en el que se descubrió el primer botnet cuyo origen estaba en un ordenador Apple.
La compañía de seguridad alerta de que, aunque no habrá una escalada brutal (de hecho, el 99,3% de los programas maliciosos funcionan en Windows y no en los SO de la competencia), aumentará el número de amenazas para los equipos Apple y Unix.
Además de estos nuevos objetivos, G-Data también encuentra nuevos nichos de mercado atrayentes para el cibercrimen en los smartphones y en los ordenadores portátiles, cuyo malware específico se ha multimplicado por dos en el primer semestre. Las amenazas son además especialmente virulentas, con el software malicioso para dispositivos móviles entre los cinco más potentes del período.
Entre los más comunes, los que infectan vía SMS. Un inocente mensaje de texto invita a descargarse un elemento de una página web. Una vez allí y tras el botón de ejecución, se encuentra la infección.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor