Así será el nuevo AppleTV

Fabricantes de SoftwareProyectos

Junio iba a ser, presuntamente, el mes en que la consola de ocio doméstico de Apple recibiría una actualización después de tres años un poco olvidada por Cupertino, algo que además es la tónica habitual desde que apareció este dispositivo que no ha terminado de encontrar su lugar entre el público y al que Apple tampoco ha sabido sacarle todo el partido posible. Ahora parece que será en septiembre cuando por fin se desvele el nuevo AppleTV y a continuación te resumimos todo lo que se sabe de ella.

Empezando por la causa para este último retraso en la presentación de AppleTV, todo apunta a que tiene que ver con la inclusión de iOS9 en el dispositivo y algún pequeño contratiempo que habría surgido en la implementación de la inminente nueva actualización del sistema operativo de Apple para sus dispositivos móviles. Para solucionarlo en Apple se habrían desviado recursos procedentes del desarrollo de iOS9 para tenerlo todo a punto en las mismas fechas de aparición de la actualización del SO.

El hecho de que el nuevo AppleTV, conocido internamente con el nombre en código J34, incluya por primera vez un núcleo completo de iOS (optimizado para su uso en pantallas de televisión) habría obligado a ese esfuerzo adicional, incluso en detrimento momentáneo del desarrollo del propio sistema operativo.

En parte ese retraso vendría también motivado por la falta de contenidos para la versión adaptada a iOS9 de AppleTV, que contará con su propia tienda de aplicaciones específicas. También sería novedoso el aspecto externo del dispositivo, que tras cinco años cambiaría para curiosamente asemejarse algo más al modelo anterior aunque ostensiblemente más delgado y cambiando su tradicional forma cuadrada por una rectangular.

Además, la necesidad de una conexión inalámbrica más eficiente habría obligado a prescindir del uso de materiales metálicos en la carcasa para en su lugar apostar por el plástico. De esta forma WiFi y Bluetooth encontrarían menos barreras para mejorar su funcionamiento. El nuevo mando también incluiría tecnología infrarroja a fin de poder controla otros dispositivos.

Pero sin duda la mayor novedad será el nuevo mando a distancia, que a los tradicionales botones físicos unirá una superficie táctil que proporcionará inédita libertad de manejo por los menús que aparecerán en la pantalla del televisor. Al mismo tiempo el propio mando permitirá el manejo mediante gestos (al estilo Nintendo WiiMote) y por voz, al integrar un micrófono que permitirá ofrecer instrucciones en lenguaje natural al conocido Siri, el asistente vocal inteligente de Apple. Queda por confirmar si esa superficie táctil se beneficiaría de la tecnología ForceTouch que ya está presente en los touchpads de los portátiles de la marca y se da por seguro que aparecerá en las pantallas de los nuevos iPhone 6s y 6S Plus que aparecerán en otoño. Esta tecnología permite discriminar entre un toque suave o fuerte, ofreciendo distintas respuestas en función de que el usuario emplee más o menos fuerza sobre la superficie.

Algunas de las pistas para este dispositivo se han encontrado entre las líneas de código de OS X El Capitán, la última versión del sistema operativo de Apple para equipos portátiles y de sobremesa, y apuntan a las posibilidades relacionadas con el audio en el propio mando. Podría incluir un pequeño altavoz que complementase la experiencia auditiva así como un jack para auriculares que facilitaría el uso de estos a fin de conseguir una privacidad en la escucha de los contenidos que se mostrarían en la pantalla de televisión compatible con no molestar al vecindario o el resto de habitantes del domicilio.

Todo esto podría suponer también que el propio mando a distancia pudiera emplearse como control para videojuegos, lo que abriría todo un nuevo mundo de posibilidades para AppleTV que iría mucho más allá de lo que ha podido dar de sí hasta ahora este dispositivo.

Pero la remodelación tendría un importante componente tanto exterior como interior. Así el procesador (actualmente un A5 de un único núcleo) pasaría a ser una variante de doble núcleo del A8 que actualmente incluye el iPhone 6. Asimismo la capacidad de almacenamiento podría experimentar un importante aumento, pasando de los actuales 8 Gb y 512 Mb de RAM hasta 1 o incluso 2 Gb de RAM y unos más que agradecibles 32 Gb de memoria flash para almacenamiento de contenidos, cabiendo la posibilidad de que hubiera distintos modelos con distintas capacidades de almacenamiento, algo que permitiría popularizar el dispositivo.

Quedaría por dilucidar si en Cupertino apuestan por ofrecer un modelo de entrada, teniendo en cuenta que el actual modelo  de AppleTV con 8 Gb de capacidad cuesta 79 €.

vINQulo

9to5Mac

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor