Toyota, Ericsson e Intel crean junto a otras compañías el Automotive Edge Computing Consortium

EmpresasInnovación

El objetivo es “desarrollar un ecosistema para coches conectados para soportar servicios emergentes como la conducción inteligente, la creación de mapas con datos en tiempo real y la asistencia a la conducción basada en cloud computing”.

Hay una nueva asociación en materia de automoción y tecnología. Se trata del Automotive Edge Computing Consortium, del que forman parte Denso, Ericsson, Intel, NTT, NTT DOCOMO, Toyota y el Toyota InfoTechnology Center.

Su objetivo, según explica Toyota en un comunicado, consiste en “desarrollar un ecosistema para coches conectados para soportar servicios emergentes como la conducción inteligente, la creación de mapas con datos en tiempo real y la asistencia a la conducción basada en cloud computing“.

La creación del Automotive Edge Computing Consortium se enmarca en un momento en el que los vehículos están ganando más y más capacidades y generando un gran tráfico de datos. Sus responsables quieren, por tanto, desarrollar nuevas arquitecturas para hacer frente a los requisitos futuros.

No en vano, se calcula que en 2025 el volumen de datos entre los vehículos y la nube será unas 10.000 veces mayor que en la actualidad. Debería llegar a los 10 exabytes mensuales. Estamos hablando de máquinas más inteligentes y de Big Data.

Aparte de incrementar la capacidad de red, esta alianza entre compañías, que abrirá sus puertas a la incorporación de más miembros con el paso de los meses, se centrará en definir requisitos, casos de uso y mejores prácticas.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor