Baja calidad de la banda ancha española

Cloud

España dispone de un ancho de banda inferior al necesario para aprovechar las posibilidades que ofrecen las aplicaciones web existentes en el mercado, según las conclusiones de un estudio realizado por Cisco, en colaboración con la Escuela de Negocios Saïd de la Universidad de Oxford y el Departamento de Economía Aplicada de la Universidad de Oviedo.

El estudio se ha llevado a cabo en 42 países de Europa, Norteamérica y la OCDE, además de en Brasil, Rusia, India y China. Según las conclusiones del estudio, Suecia y los Países Bajos son los estados que cuentan con mayor calidad de conexión de banda ancha en Europa, debido a las inversiones de las operadoras en redes de cable y fibra óptica, a la competencia existente entre ellas y a una excelente visión de futuro de las instituciones públicas de dichos países.

A pesar de que más de la mitad de los países encuestados disfrutan de una calidad aceptable en sus infraestructuras de banda ancha, lo que les permite aprovechar la mayoría de las aplicaciones web existentes, Reino Unido (puesto 15º), España (puesto 21º) e Italia (puesto 26º) se sitúan por debajo de la media. Por el contrario, Japón es el país con la mejor calidad de ancho de banda, gracias al compromiso adoptado por las empresas y la Administración Pública de aquel país.

Según las conclusiones del estudio, para mejorar la calidad del ancho de banda, tres son los aspectos que hay que desarrollar: la disponibilidad, la penetración y  la calidad de la red. Por ello, tanto la Administración Pública, como los productores de contenidos, las operadoras, los fabricantes y los consumidores tienen una función específica para ayudar al desarrollo de Internet.

Para la realización del informe, se han llevado a cabo casi ocho millones de pruebas en todo el mundo durante el mes de mayo de 2008, a través de la herramienta www.speedtest.net. El equipo de investigación calculó las medias estadísticas de cada país de acuerdo con diferentes parámetros clave de rendimiento.

Según las conclusiones del estudio, la experiencia de los usuarios se ve afectada especialmente por las velocidades –tanto de subida como de bajada-, la latencia, la sobreutilización de la red y la pérdida de paquetes de información. Los parámetros se agruparon en tres categorías básicas: tasa de transferencia de subida, tasa de transferencia de bajada, y latencia. Actualmente, las necesidades de la banda ancha se reducen a descargas de 3,75MBps, subidas de 1MBps y latencia de 95 milisegundos.

Para 2015, Cisco estima que los requisitos básicos para una red de calidad se situarán en unas velocidades de descarga de 11,25MBps, de 5MBps de subida y una latencia de 60 milisegundos. En España, actualmente la velocidad media de descarga es de 4,021MBps y la de subida es de 344KBps, mientras que la latencia es de 92 milisegundos.

vINQulos

Cisco

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor