¿Cómo beneficiará la tecnología blockchain a los consumidores?

EmpresasInnovaciónMercados FinancierosSeguridad
3 23 1 comentario

Los consumidores podrían ahorrar más de 500 dólares en comisiones bancarias y primas de seguros gracias a los contratos inteligentes basados en la tecnología blockchain.

La tecnología blockchain va a dar mucho que hablar en los próximos años. Y el sector bancario y el asegurador van a ser algunos de los más beneficiados por su desarrollo.

El informe ‘Smart Contracts in Financial Services: Getting from Hype to Reality’, realizado por el Digital Transformation Institute de Capgemini, reseña que el consumidor medio podría ahorrar más de 500 dólares en concepto de comisiones bancarias y primas de seguros gracias a los contratos inteligentes basados en blockchain.  Además, el estudio destaca algunos de los retos asociados a esta tecnología, como la privacidad, la seguridad o el marco regulatorio.

Como explica Capgemini, lo que diferencia a los contratos inteligentes de los viejos contratos escritos es que están programados electrónicamente y se basan en la multiplicidad de conjuntos de registros distribuidos mediante tecnología blockchain. De esta manera, se ejecutan automáticamente para hacer efectivos los términos del contrato –como la realización de un pago, por ejemplo- cuando se cumplen las condiciones acordadas previamente por las partes implicadas, sin necesidad de verificación independiente o de tramitación manual.

El estudio analiza las tres áreas principales del sector bancario y asegurador en las que se espera que los smart contracts basados en blockchain tendrán una mayor influencia, tanto para las entidades como para sus clientes. La banca minorista sería la primera de ellas. Los contratos inteligentes beneficiarán las operaciones de préstamos e hipotecas eliminando los procesos tradicionales de tasación y documentación, reduciendo el tiempo invertido para verificar la situación financiera del solicitante y los datos del inmueble, y agilizando los trámites para la transmisión del título de propiedad.

El informe estima un ahorro medio para el consumidor de entre 480 y 960 dólares, o entre el 11% y el 22% en comisiones por la operativa de concesión de préstamos y el mantenimiento de cuentas. Además, se estima que los bancos podrían reducir sus gastos entre 3.000 y 11.000 millones de dólares al año, merced al recorte en costes de tramitación.

El sector asegurador también aprovechará esta tecnología. Los smart contracts acelerarán la tramitación de siniestros, con menos formularios que cumplimentar y menor necesidad de interacción entre aseguradora y tomador. Se conseguirá un proceso más rápido y cómodo de tramitación, gracias a la reducción de la documentación requerida y la menor dependencia de las comprobaciones manuales, así como una mayor rapidez en la ejecución de las indemnizaciones.

Según Capgemini, sólo en el segmento del seguro autos de uso personal, el potencial de ahorro que podrían generar los contratos inteligentes para las aseguradoras se aproximaría a 21.000 millones de dólares anuales, en concepto de reducción de costes de tramitación. Si repercutieran la mitad de ete ahorro a los consumidores se traduciría en un ahorro medio anual en las primas de 45 dólares.

La banca de inversión sería otra de las áreas beneficiadas. Si bien en la negociación de préstamos sindicados se requieren normalmente un mínimo de 20 días para su formalización, los contratos inteligentes permitirían reducir este tiempo a 6-10 días. También  recortarían los procesos de documentación, confirmación de comprador y vendedor y las comprobaciones requeridas para la prevención del blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo y de la evasión fiscal, que actualmente se hacen de forma manual.

La reducción de los tiempos podría contribuir a un aumento de la demanda del 5%, generando de 2.000 a 7.000 millones de dólares de negocio adicional, con la consiguiente obtención de mayores ingresos y la reducción de gastos operativos. Además, se reducirían los requisitos de capital de solvencia obligatorio y el riesgo asociado al retraso en los pagos de compensación durante la liquidación del préstamo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor