Bruselas multa a Sony, Fuji y Maxell por subir el precio de las cintas de vídeo en Europa

Software

En total, las tres empresas tendrán que pagar 74,7 millones de euros por pactar entre 1999 y 2002 el precio de las cintas de vídeo profesionales que vendieron a clientes europeos.

Sony, además, tendrá que pagar un 30 por ciento más de lo que le corresponde por obstruir la investigación policial y no dejar que los funcionarios europeos entraran en sus instalaciones en 2002.

El acuerdo ilegal al que llegaron las tres japonesas cubría los dos formatos de cintas de vídeo de uso profesional más populares en aquella época: el Betacam SP y el digital. Los principales usuarios de estas cintas de video son las cadenas de televisión y los productores independientes de programas televisivos.

La comisaria de Competencia, Neelie Kroes, declaró a través de un comunicado que esa multa envía “dos señales” a las empresas que participan en acuerdos ilegales. En primer lugar, que el Ejecutivo comunitario luchará contra los cárteles incluso en los casos, como el presente, en los que no hay ningún delator que quiera acogerse a la inmunidad. En segundo lugar, que “obstruir una investigación antitrust de la Comisión provoca que las sanciones sean más severas”.

Más información aquí.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor