Chrome OS no será una amenaza inminente para Windows

CloudMovilidadNavegadoresProyectosSistemas OperativosWorkspace
0 0 No hay comentarios

A medio plazo la apuesta de Google en el segmento de sistemas operativos no tiene por qué preocupar a Microsoft, pero si el mercado de netbooks sigue creciendo al mismo ritmo, las cosas podrían cambiar de aquí a unos tres años.

Microsoft y sus sistemas operativos podrían afrontar una seria amenaza por parte de GoogleChrome OS, el sistema anunciado ayer por el gigante de los motores de búsqueda inicialmente pensado para su uso en los Netbooks, también denominados ordenadores portátiles de bajo coste.

El anuncio de Google, que tiene planeada la disponibilidad de Chrome OS durante la segunda mitad de 2010, ciertamente se conforma como un ataque directo a la hegemonía que ha mostrado Microsoft durante años.

“Google Chorme OS está siendo creado para aquellos usuarios que se pasan la mayor parte del tiempo conectados a la Web, y se está diseñando para un rango de ordenadores que comienza en el segmento de los Netbooks, pero que también se extenderá posteriormente a los equipos de sobremesa”, indicaron Sundar Pichai y Linus Upson, jefe de producto y director de ingeniería respectivamente, de Google.

Enfocando sus esfuerzos iniciales en el segmento de portátiles de bajo coste, Google tiene ante sí un importante reto y, además, depende del desarrollo de estos equipos durante los próximos años. Es cierto que el Netbook está experimentando un crecimiento muy importante, salvando incluso las ventas globales de PC a nivel mundial, pero se trata aún de una cuota de mercado no muy alta.

chromeos.jpg

Además, tendrá que lidiar con el mundo OEM, en el que no tiene experiencia, llevando a cabo acuerdos comerciales para que los fabricantes incluyan Chrome OS en su interior.

Y es ahí donde Microsoft puede ganar la partida a Google, ya que es un negocio en el que se mueve desde sus inicios, cuando logró introducir MS DOS en los IBM PC.

Según Microsoft, el 96% de los portátiles de bajo coste están gobernados por sistemas Windows y ni tan siquiera Linux ha sido capaz de robarle una gran cuota de mercado.

Un punto de inflexión se podría situar después del lanzamiento de Windows 7, en el que Microsoft ha puesto muchas esperanzas para recuperar la estima perdida en el parque informático con el criticado Windows Vista.

Tiene prevista una versión reducida (Windows Starter Edition) e ideada casi en su totalidad para el mercado del Netbook, por lo que tan sólo queda esperar a su comportamiento.

A partir de ese momento, todo dependerá de lo que pueda conseguir Google con Chrome OS y de su apuesta por el mercado de ordenadores de sobremesa o portátiles de gama media/alta.

A su favor, la gran popularidad de la mayoría de productos puestos en el mercado y, por supuesto, su potencial económico. En contra, su nula experiencia en el mercado de los sistemas operativos y en el modelo de negocio en el que se mueven los de Redmond, pero lo que sí está claro es que en caso de que Google pueda batir a Microsoft, este hecho no se producirá hasta pasados entre 3 y 5 años, tal y como aseguran los analistas del sector.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor