Los cibercriminales preparan la campaña de Navidad

Seguridad

Viejos clásicos, como el robo de contraseñas, y malware adaptado a las fechas, como la infección usando como cebo un inocente villancico, serán los protagonistas de las próximas vacaciones.

Las Navidades están a la vuelta de la esquina, como demuestran los encendidos de alumbrado de las grandes ciudades, las estanterías llenas de turrón y mazapanes de los supermercados y los folletos de juguetes que empiezan a llegar con el periódico de los domingos.

Mientras comerciantes y distribuidores se preparan para la campaña de este año, la industria del cibercrimen no se queda atrás y también ultima sus estrategias para hacer de la Navidad un período redondo para la industria del mal.

“Los cibercriminales hacen uso de sus mejores estrategias durante la Navidad para obtener dinero, información de las tarjetas de crédito, el número de la Seguridad Social y la identidad de los usuarios”, explica el vicepresidente Senior de McAfee Labs, Jeff Green, que alerta que, como todas las grandes compañías, la industria del cibercrimen también estudia las tendencias y las modas para saber cómo disfrazar sus infecciones.

Por ello, desde la especialista en seguridad alertan que hay que tener mucho ojo con las donaciones que se hacen a organizaciones benéficas, porque detrás puede esconderse el llamado phishing de caridad. La Navidad es también vehículo para las postales electrónicas falsas, el robo de identidad en compras online o los falsos archivos navideños. Villancicos, salvapantallas y tonos navideños pueden ser, en realidad, malware.

Además, durante estas fechas, arrecian los envíos de facturas falsas, las falsas peticiones de amistad en redes sociales, las ventas con descuento de productos de lujo que en realidad son un timo, los falsos sitios de subastas o el phishing bancario.

Igualmente, y aprovechando la especial sensibilidad de estas fechas, los timos laborables no descansan. Clásicos como el robo de contraseñas o el secuestro de equipos y archivos tampoco toman vacaciones de Navidad.

La industria del mal ya ha empezado su campaña de Navidad, sólo queda que los usuarios se pongan también al día.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor