Lo que ha cambiado en la creación de páginas web gratis

Cloud

WiX te ofrece un montón de herramientas y funciones multimedia para montar la página desde cero, o la posibilidad de trabajar sobre una de las muchas plantillas predeterminadas.

Hace ocho años, tres estudiantes israelíes estaban en una terraza de la playa devanándose los sesos para crear una página web para un proyecto empresarial que tenían en mente. Los hermanos Avishai y Nadav Abrahami junto con Giora Kaplan comprobaron que crear su propio sitio web estaba siendo demasiado complicado. Esta frustrante experiencia fue la que los llevó a cambiar el contenido original de su idea de negocio y apostar por otra, la de dar la habilidad a cualquier humano de poder crear su propia página web sin necesidad de escribir código ni atesorar conocimientos de diseño. Y mejor aún, decidieron que también fuera gratis.

Así nació Wix en 2006 y tras un exitoso desarrollo (58,8 millones de usuarios alrededor de todo el planeta), este año será el primero en el que cuelen un anuncio de televisión en la Super Bowl. Y es que Wix tiene muchas cosas nuevas que vender. Atrás han quedado los primeros años de este editor web basado en Flash para abrazar la tecnología HTML5. Y los resultados visuales son asombrosos, en la pantalla del ordenador pero en especial en la del tablet y del smartphone.

Para situarnos, Wix es una intuitiva herramienta para la creación y edición de páginas web al estilo de tantas otras plataformas (Weebly, Jimdo, Synthasite o Sprout) basadas en navegador, pero con la potencia de un Blogger o un WordPress. Existen diversos programas de suscripción, desde el más básico para la presentación artística de un grupete de música hasta los premium capaces de desplegar una tienda online con facturación y generación de campañas de emails. Pero todas ellas se benefician del diseño previo de más de 500 plantillas entre las que elegir (agrupadas en categorías como Negocios, Tiendas online, Restaurantes, Música, Fotografía o Artes creativas), y un excelente app market del que se descargan 35.000 aplicaciones diarias donde encontrar todos los complementos con que se quiera dotar al sitio con solo pegar&arrastrar.

Solo hay que darse de alta con un usuario y contraseña, y a partir de ahí echar a volar la imaginación y a probar cosas. Hay un montón de herramientas y funciones multimedia para montar la página desde cero, o la posibilidad de trabajar sobre una de las muchas plantillas predeterminadas y hacer uso de un montón de imágenes libres alojadas en la galería.

En cuanto a las versiones de pago, estas van desde los 4 euros/mes del ConnectDomain a los 16 € del eCommerce, pasando por los 8 € del Combo y los 12 del Unlimited; esto en pagos anuales sin IVA –ya que por meses sueltos sale hasta 45% más caro–, e incluyendo dos apps de serie (Site Booster y Form Builder, valoradas en 118 dólares) más un vale para promoción valorado en 125 $ (75 en GoogleAdwords y 50 en FacebookAds).

Lo mejor es probarlo

Está disponible en español desde principios de 2011, y ahora tienes hasta diez idiomas para poder diseñar una página multicultural. Podemos crear sitios con varias subpáginas, alojar nuestro site en su servidor u obtener un código para embeber el trabajo (presentación, cabecera, carrusel) en nuestro blog, wiki, moodle o revista digital mediante el copy&paste de un script. Como opciones posibles, el editor de Wix ofrece la posibilidad de añadir formas, gráficos, pases de diapositivas, cliparts, fotos, vídeos, podcasts, canciones, animaciones y prácticamente cualquier archivo multimedia, incluir enlaces, bloques de HTML, cajas de textos, botones y pestañas, cambiar colores y estilos, establecer efectos y comportamientos interactivos. Como ya no se trata de flash, la indexación en los buscadores es mucho más efectiva.

Si en algún momento te atascas, no pasa nada. Hay a tu disposición un montón de vídeos de corta duración que explican los trucos de cada función, y una sección de FAQ que responden a las preguntas más frecuentes. Pero si fuera insuficiente, puedes dejar tus consultas en el foro, que no suelen tardar mucho en ser contestadas.

Con la versión básica y gratuita podrás realizar un montón de tareas y creaciones, y desde tu cuenta podrás trabajar en tus proyectos, dejarlos en borrador, o mandarlos publicar. WiX te da alojamiento gratuito de 500 MB y una URL del tipo nombredeusuario.wix.com/nombredelsitio. Pero también se dispone de dominios .com, .org, .net, .biz e .info para que tengas tu propio nombre, aunque para ello ya deberás contratar alguna de las versiones de pago. Para otras opciones (.es, .cat…), también puedes redireccionarlo desde otro registrador o moverlo directamente a WiX, pero siempre con alguno de los planes de pago. Éstos traen 3, 10 y 20 GB de espacio respectivamente.

Pros y contras

WiX se ha convertido en un importante player en la nube, aunque eso sí, hay un tope para el tráfico mensual en la mayoría de planes (con anchos de banda de 1, 2 o 10 GB), por lo que a la hora de usarlo comercialmente debes tener en cuenta esta limitación (salvo en la versión profesional que no tiene límite). Los diseños logrados son muy actuales y modernos, la pena es que ofrece sólo dos niveles de navegación, un tercer nivel sería deseable en futuras versiones, aunque fuese pagando.

Otro “pero” que se les podría achacar es que pese a la alta calidad visual de sus plantillas y la facilidad de crear una página llena de widgets y otras herramientas funcionales, sólo “dispones de una oportunidad”. Es decir, que una vez elegida la plantilla sobre la que trabajar (o la creada desde cero por uno mismo), no existe posibilidad de migrarla hacia otra distinta. Los elementos construidos, los textos e imágenes añadidos, todo ese trabajo no se puede trasladar de manera automática como sí pasa en otros editores con un par de clics.

De la misma manera, igual que Wix ofrece una mayor oferta de addons y total libertad creativa, también requiere que le prestes más atención a esos detalles: si no tienes cuidado, puede que muevas un objeto o cambies alguna opción sin darte cuenta y descuadres alguna caja, por lo que tengas que rehacer el trabajo, o corras el riesgo de saturar tu página con cachivaches que ralenticen la carga y navegación.

Sin embargo, también hay que anotar una serie de aciertos a Wix que no disponen el resto de competidores similares. Es cierto que la versión gratuita incluye publicidad promocional de la casa, así como el plan ConnectDomain. Pero a partir del plan Combo ésta desaparece, y lo que es más, puedes añadir tu propia política de banners y enlaces patrocinados, así como adherirte a GoogleAdsense con solo visitar la tienda de aplicaciones. Además de estos elementos de monetización, puedes incluir carrito de la compra y pasarela de pagos vía Paypal o Google Checkouts con la funcionalidad que viene en el plan eCommerce.

Dispones de funciones SEO para un mejor posicionamiento, como título de página, descripción de metadatos y etiquetas Alt para imágenes editables. Pero también podrás integrar Google Analytics en la cabecera para controlar tus estadísticas de tráfico. Tienes herramientas para crear un blog o un foro, aunque no podrás programar por adelantado las entradas, y los comentarios sólo podrán ser de gente con cuenta en Facebook o Google+. Podrás crear formularios de contacto simples, un buzón de correo con 25 GB de espacio con Google Apps for Business y un servicio de newsletters a través de la app ShoutOut, aunque también podrás integrar servicios externos como CakeMail. En este sentido, se pueden hacer hasta tres envíos mensuales de hasta 5.000 destinatarios de manera gratuita.

WiX plantilla

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor