Dell niega las acusaciones de despidos discriminatorios

DespidosEmpresasGestión Empresarial

La parte demandante acusa a la firma de haber empleado criterios sexistas en el despido de cuatro trabajadoras.

Dell niega haber realizado el recorte de plantilla en base a algún criterio sexual.
El fabricante de ordenadores responde públicamente a la acusación de cuatro ex trabajadoras que fueron despedidas en la última reestructuración de plantilla de la firma.
Las demandantes piden 500 millones de dólares de indemninación y han declarado en su denuncia que la empresa rescindió el contrato de más de 8.000 personas de su personal, despidiendo en particular a mujeres y a empleados mayores de 40 años.
“Creemos las demandas del pleito no tiene credibilidad” ha declarado un portavoz de la compañía a InformationWeek. “Dell no tolera la discriminación sexual en ningún aspecto y se defenderá seriamente a cualquiera que denuncie que no actuamos acorde a la ley”.
“Las acusadas sostenían rutinariamente las mismas funciones y responsabilidades que los cargos más altos y mejor pagados ejercidos por ejecutivos varones y les fue negada una promoción que Dell les prometió en varias ocasiones”, han alegado los abogados de la parte demandante.
La reorganización de la empresa empezó el año pasado cuando la compañía perdió su estatus del líder en ventas de ordenadores de todo el mundo, derrotado por Hewlett-Packard y se vio obligada a despedir a 8.900 empleados.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor