El constitucional francés se carga la Ley Hadopi

Cloud

Sólo un juez tiene competencia para suspender el acceso a Internet. Es el dictamen fundamental del Consejo Constitucional francés, que ha declarado inconstitucional los artículos más polémicos de la Ley francesa contra la piratería, elevando Internet a derecho fundamental y dejando en evidencia a Sarkozy, que recibe un varapalo de consideración.

El Consejo (similar al Tribunal Constitucional español), rechaza que una autoridad administrativa suspenda el acceso a Internet de los ciudadanos, estimando que sólamente la autoridad judicial puede valorar los casos de descargas de contenidos protegidos por derechos de autor y las eventuales sanciones.

Estas argumentaciones están en sintonía con la opinión del Parlamento Europeo que recientemente aprobó una enmienda que exige orden judicial para cortar el acceso a Internet, bloqueando de paso, la aprobación de la nueva normativa de telecomunicaciones.

El Consejo considera varios artículos de la ley como inconstitucionales, invocando la libertad de expresión y de comunicación y el principio de presunción de inocencia. “Estos poderes podrían recortar el derecho universal a expresarse y comunicarse libremente”, han señalado en un comunicado, sosteniendo que la ley de Sarkozy la vulnera y contraviene.

Como vemos, un buen varapalo a Sarkozy, empeñado en primera persona en llevar adelante esta Ley, que grupos de internautas han señalado como un intento de implantar la Gestapo en la Red. Otros señalan que la norma, que ha provocado la indignación de los internautas, fue el regalo de boda que el enamorado cincuentón ofreció a la guapa Carla, supuestamente compositora y artista, enemiga furibunda del P2P.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor