Llevan a los tribunales al organismo de normalización británico por el OOXML

Software

La BSI (British Standards Institution) ha sido denunciada por una asociación de usuarios de Unix con el objetivo de que se retracte de su voto positivo en apoyo de la aprobación del formato de documentos Microsoft Office Open XML.

Recordemos que tras la aprobación oficial del formato por parte de la ISO hay un periodo de dos meses en el que las organizaciones nacionales de estandarización pueden hacer alegaciones a la misma.

Es por ello que el UKUUG (Unix Open System User Group del Reino Unido) solicita al tribunal superior de justicia una revisión judicial de la “viciada” decisión de la BSI. No es el primer voto conflictivo y se une al caso noruego que a pesar de votar sí al OOXML ahora quiere retractarse ya que la decisión no reflejó la opinión mayoritaria del comité del país, en un proceso plagado de irregularidades.

El responsable de la asociación de usuarios de Unix, Alain Williams, argumentó que el respaldo a OOXML “perjudicará a la industria tecnológica e informática británica, perpetuando el monopolio de Microsoft impidiendo usar un formato verdaderamente abierto”.

“Microsoft quiere imponer su propia norma, en vez de aceptar ODF, para evitar perder su monopolio en las suites de escritorio”, indican desde la asociación, que solicita del tribunal que retire el voto afirmativo de la organización de estandarización de su país. “Hay preguntas que deben ser respondidas”.

Desde el OSC (Open Source Consortium), no hay confianza de que este voto por sí solo pueda revertir la decisión de la ISO. “Debería haber acciones similares en otros países que cambiaran el signo de la votación”, añaden.

vINQulos
News.com

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor