Los estudiantes de informática “contratan los servicios” de los programadores indios

Cloud
0 0 8 comentarios

El outsourcing está llegando también a la Universidad. Los estudiantes de informática recurren cada vez más a programadores indios para que les hagan sus trabajos de curso.

Sitios en Internet como RentACoder y Kasamba se utilizan normalmente para conectar a empresas que necesitan programación para sus negocios con programadores “de bajo coste” de todo el mundo.

Ahora estos sitios son utilizados también por los estudiantes más “vagos” que prefieren comprar sus trabajos de curso de programación en el exterior en vez de hacerlos ellos mismos. Lo normal es que el estudiante cuelgue la asignación del trabajo e indique la fecha límite que tiene para presentarlo. A partir de ahí, sólo tiene que sentarse a esperar quien es el postor que está dispuesto a hacerlo por menos dinero.

El precio de estos trabajos oscila entre los 100 dólares y varios cientos de dólares, dependiendo de la dificultad del trabajo.

Y esta práctica no se limita a la programación. Algunos sitios han empezado ya a vender ensayos y otros trabajos escritos sobre los temas más variados. Aunque claro, con la escritura y el estilo siempre es más difícil engañar al profesor.

El problema está tan extendido, que algunas universidades han empezado a tomar cartas en el asunto. La forma más sencilla que tiene un profesor de conocer si el autor del trabajo de su alumno es otra persona es entrar a los sitios de “alquiler de código” para ver si está colgada la asignación. Este método no suele tener éxito, porque los alumnos ponen un alias y un correo electrónico difícil de identificar.

Otra estrategia es hacer más exámenes en clase y no basar tanto la nota en los trabajos que se mandan para casa.

vINQulos
Sydney Morning Herald

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor