Second Life aún vive

CloudEmpresas

Según la firma Next Up Research la plataforma virtual no sólo decrece en uso, sino que actualmente se encuentra en máximos históricos.

Hace ya seis años que Second Life apareció en el mercado, y un par de ellos que el mundo virtual parece haber perdido protagonismo en Internet con el surgimiento de las redes sociales. Pese a que algunos creen que la plataforma está de capa caída, las cifras evidencian que su seguimiento sigue siendo masivo.

La firma Next Up Research realizó un estudio sobre esta herramienta virtual, conmemorando el décimo aniversario de su fabricante, la compañía Linden Lab. Así, el informe desvela que en los últimos treinta días cerca de un millón de usuarios en Estados Unidos se han conectado a Second Life, los cuales han ido incrementando su tiempo dentro de forma constante. Actualmente, la dedicación temporal de los adeptos al mundo virtual ha alcanzado cotas históricas, con 124 millones de horas en el primer trimestre de 2009.

Estos datos ponen de manifiesto una recuperación de Second Life desde septiembre de 2007, cuando sus visitas bajaron notablemente por la prohibición de las apuestas dentro de su funcionamiento interno.

Por otro lado, la ausencia de noticias significativas sobre Second Life durante un largo tiempo llevan a pensar si su valoración como negocio se podría haber devaluado. En noviembre de 2007 se estimaba que su valor podría estar ente los 500 y los 1.000 millones de dólares (360 y 720 millones de euros). NextUp apunta más fino y lo etiqueta en 700 millones de dólares (500 millones de euros).

Sin embargo, según publica TechCrunch existirían algunos factores que podrían incidir negativamente en esta cantidad. Como factor principal habría que tener en cuenta el envejecimiento de la población en sus principales mercados (Europa y Estados Unidos), donde el espacio virtual es seguido sobre todo por un público de entre 13 y 45 años. Además debe considerarse la limitada cantidad de suscripciones Premium (sólo un 1%), las posibles tasas de muchos países por las transacciones monetarias virtuales o el coste y la complejidad de funcionamiento de la infraestructura técnica de la plataforma.

Autor: apayo
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor