Skylake: así quiere acabar Intel con todos los cables de PC en 2015

ComponentesWorkspace

En el transcurso del evento Computex 2014 se ha anunciado por parte del fabricante de procesadores que la nueva microarquitectura que supondrá una plataforma de nueva generación capaz de permitir ordenadores completamente desprovistos de cables.

Los periféricos que transmitan datos se conectarán mediante un puerto inalámbrico denominado WiGig mientras que la transferencia de energía eléctrica se efectuará también mediante un sistema inalámbrico, Rezence. Ningún cable saldrá ni entrará del ordenador que será una caja completamente autónoma y libre de antiestéticos y potencialmente peligrosos cables. Las únicas conexiones físicas que aún pervivirán estarán en el interior del propio dispositivo.

Con este concepto cambia radicalmente el aspecto de los ordenadores, algo especialmente reseñable en complejas instalaciones profesionales repletas de servidores, routers, unidades de almacenamiento… y con una maraña de cables indescifrable. Todo eso habrá acabo de un plumazo el próximo año.

En los últimos tiempos gracias a la tecnología inalámbrica hemos comenzado a prescindir de algunos cables, especialmente los que tenían que ver con la conexión en red, gracias al WiFi. Muchos periféricos han conseguido también la independencia gracias al Bluetooth o la radiofrecuencia, pero aún quedaban un par de cables imprescindibles en un ordenador de sobremesa: la alimentación eléctrica y el cable que envía la señal de vídeo al monitor. Vete olvidando también de ellos.

En cuanto a lo más peliagudo, la transmisión de la alimentación eléctrica, gracias a la tecnología de carga por resonancia magnética basta colocar el ordenador sobre una superficie especial encargada de transmitir la energía sin problema alguno para el usuario, que no recibirá accidentalmente una descarga como tampoco nos quemamos si ponemos la mano sobre una placa vitrocerámica por inducción en la cocina.

Estas superficies, que llegarán al mercado el año próximo, permitirán incluso la existencia de portátiles “inalámbricos” que no necesitarían de un cargador sino simplemente haría falta colocarlos sobre este tipo de superficies, algo que para dispositivos móviles ya está estudiando implementar en las mesas de sus locales la cadena Starbucks.

vINQulo

Extremetech

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor