SwivelCard, la tarjeta de visita que se transforma en memoria USB

Datos y Almacenamiento
0 0 No hay comentarios

Las tarjetas de visita se van convirtiendo en un vestigio del pasado “analógico” en estos tiempos digitales en los que nos agregamos en redes sociales, conectamos nuestro perfil en LinkedIn, capturamos códigos bidi o nos enviamos fichas de contacto directamente desde nuestros dispositivos. Pero para quienes aún quieren intercambiar objetos físicos que permiten identificar profesionalmente a los individuos e incluso ampliar información más allá de los estrictos límites de un pequeño rectángulo de papel les encantará esta peculiar tarjeta de visita que, doblada sobre sí misma y dotada de los contactos magnéticos apropiados, puede introducirse en un puerto USB para poder acceder a los datos contenidos en tan singular soporte.

Seamos honestos, la gran mayoría de tarjetas de visita que recibimos terminan olvidadas o desechadas sin demasiados miramientos. No tanto porque realmente no necesitemos los servicios profesionales de quien nos la entrega sino porque en un mundo eminentemente digital en el que almacenamos casi todos nuestros datos en el móvil, el tablet, el ordenador, la Nube…

Incluso si los datos que contiene la tarjeta nos interesan, estos terminarán procesados en la base de datos de contactos de nuestra elección y el soporte físico en el que se nos ofrecieron pasará a mejor vida. Tan solo casos muy puntuales en los que el interés por la tarjeta lo justifique permitirán la conservación del otrora preciado rectángulo de cartulina.

swivel 1

Una de las posibilidades es dotar de valor añadido a la tarjeta de visita, y ahí entra la solución propuesta por SwivelCard, una tarjeta de visita que se pliega sobre sí misma y permite que uno de sus laterales pueda introducirse en un puerto USB. Unos contactos metálicos adosados a dicha sección de la tarjeta permiten almacenar datos (documentos de texto, fotografías, vídeos, sonido…) además de la página web de la empresa o el profesional de quien se trate.

swivel 2

El mecanismo por el que se dobla, deudor casi de la papiroflexia o el arte japonés del origami, facilita poder transformar de nuevo el pendrive en tarjeta de visita para facilitar su almacenamiento.

swivel

SwivelCard busca convertirse en realidad a través de la conocida plataforma de crowdfunding Kickstarter donde busca mecenas capaces de aportar los $10.000 que necesita (en el momento de redactar estas líneas prácticamente lo han conseguido, a falta de 34 días para que finalice su período de petición de ayuda a micromecenas). A tal fin se ofrecen 200 unidades a cambio de $259 pudiendo elegir entre ocho diseños diferentes o bien la misma cantidad de tarjetas pero a cambio de $419 si queremos que incorporen un diseño completamente personalizado.

vINQulo

SwivelCard

Kickstarter

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor