Tecnologías para manejar y asegurar la información

AlmacenamientoBases de DatosDatos y Almacenamiento

La información que manejan las empresas se ha multiplicado en los últimos años. Tecnologías como Snapshots, Incremental Change Capture y Live Copy ayudan a gestionar eficazmente la información.

El volumen de datos que manejan las empresas se ha multiplicado en muy poco tiempo. Bien utilizada, esta información es un activo de gran valor para las compañías, pero de nada sirve si no se gestiona adecuadamente.

Las organizaciones saben que esta información tiene que ser accesible prácticamente en tiempo real, tanto aquella de consumo interno como la dirigida a sus clientes. Esta circunstancia ha impulsado el desarrollo de tecnologías que han revolucionado la gestión de la información. Según Commvault, proveedor soluciones de protección de datos y de gestión de la información, hay tres tecnologías especialmente relevantes en este ámbito: Snapshots, Incremental Change Capture y Live Copy.

La compañía explica que los snapshots basados en hardware se están convirtiendo en el método estandarizado a la hora de proteger las aplicaciones críticas para el negocio. Es posible gestionar de forma unificada múltiples cabinas de almacenamiento, independientemente del fabricante (IBM, EMC, NetApp, Hitachi, HP, Pure, Datacare o Nimble, etc.) y el sistema (SAP, Oracle, Exchange, SQL, PostGres, DB2, NAS, etc.). El soporte de snapshots hardware para entornos virtuales permite hacer backup de hasta 500 máquinas virtuales en menos de 15 minutos.

Las soluciones basadas en esta tecnologías ofrecen más puntos de recuperación de las aplicaciones críticas para el negocio, afectando al RPO, y eliminan el 100% de los scripts para coordinar los snapshots hardware. Además, permiten recuperar de forma instantánea la información, tanto a nivel aplicativo como de forma granular (fichero, tabla de base de dato, correo electrónico o máquina virtual).

Commvault especifica que con la tecnología Incremental Change Capture únicamente se capturan y almacenan los cambios de nivel de bloque de la información, ahorrando en la transmisión de datos, en recursos de red y almacenamiento, mejorando RPO y RTO, ya que la información reside en destino en formato nativo. Gracias a ello, permite no volver a hacer un backup completo tras el inicial. Además, ahorra un 90% en la transmisión de datos, respecto a un backup en streaming convencional.

La carga de trabajo de computación sobre los sistemas en producción también se reduce, creando muchos más puntos de recuperación, incidiendo en el RPO. Por otra parte, la copia es única y se puede utilizar no sólo como copia de seguridad, sino también para otros procesos porque el acceso al sistema protegido es casi instantáneo. Al no necesitar recuperación, se puede presentar como una copia nativa.

Por último, la empresa  se refiere a su tecnología Live Copy, que permite presentar la copia secundaria -el backup- de forma nativa, legible y desde almacenamiento secundario y optimizado. Esto permite que las recuperaciones sean más rápidas y que no haga falta rehidratar, dededuplicar, descifrar o reconstruir la copia de seguridad. El acceso directo a la información elimina tiempos de parada y reduce costes de infraestructura, pues también disminuye el número de copias secundarias.

Esta tecnología se puede usar, asimismo, para entornos de pruebas o desarrollo. Por ejemplo, si se va a realizar un cambio, como puede ser la aplicación de un parche, es posible hacer una copia de seguridad del entorno de producción. Una vez efectuada la copia en la plataforma, puede  montarse y aplicar el parche sobre el entorno de backup, reduciendo costes, tiempos y el posible impacto en el negocio.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor