Tus ópticas fotográficas viejunas (especialmente las Kodak) pueden ser radioactivas

Seguridad

Las lentes y ópticas de las cámaras fotográficas contienen compuestos que con el tiempo pueden emitir radiación. No te alarmes, no te saldrá un tercer ojo como si fueses un simpsoniano pez de Springfield, pero es la suficiente como para poder ser medida con un contador. A continuación te facilitamos información sobre las 54 lentes radioactivas.

Se trata sobre todo de ópticas con unos cuantos años ya a sus espaldas pero que aún continúan en uso por parte de muchos aficionados a la fotografía, bien porque continúan haciendo uso de las máquinas tradicionales debido al gusto por lo retro o bien porque algunas son compatibles con las modernas máquinas réflex digitales.

La cuestión es que si sueles usar a menudo alguna de las que se incluyen en el listado al que te enlazamos al final de este texto deberías espaciar su empleo e incluso buscarte alguna caja forrada de plomo para guardarla.

20130507-162757.jpg

En las viejas lentes fotográficas la radioactividad se produce por el uso de cristales de torio entre los años 40 y 70. El óxido de torio es un material que ofrece una alta refracción y una baja dispersión, lo que permite conseguir un cristal de alta calidad y no demasiado caro con el que los fabricantes de ópticas pueden obtener lentes con una menor curvatura.

Kodak fue especialmente prolífica en el empleo de elementos con cristal de torio, de hecho en el listado que te ofrecemos en el mencionado enlace aparecen hasta 11 lentes Kodak, algunas de extraordinaria popularidad como la Instamatic 814 que se vendió entre 1968 y 1970.

20130507-162821.jpg

La cantidad de radiación que puede emitirse por estas lentes ronda los 10 miliroentgen por hora(mr/Hr), siendo virtualmente indetectable a una distancia de un metro. En comparación, una típica placa de tórax como la que te harían en un hospital te expone a la misma cantidad de radiación y una radiografía dental llegaría a los 40 mr/H.

Con estas cantidades ya tendrías que pasar mucho tiempo con la cámara pegada al ojo para que tuviese efectos especialmente perjudiciales, especialmente si tenemos en cuenta que unas simples gafas o lentillas bloquearían casi por completo la débil radiación que emite el torio.

vINQulo

Camerapedia

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor