Windows 7 mejorará la gestión de energía

Fabricantes de SoftwareProveedor de ServiciosProyectosSoftware
0 0 No hay comentarios

Microsoft incorporará en su nuevo sistema operativo una serie de herramientas que permitirán un consumo más eficiente de la energía, lo que contribuirá a reducir costes y aumentar la autonomía de las baterías.

Microsoft desarrollará una serie de novedades en Windows 7 que ayudará a los administradores TI a reducir consumo y costes, al tiempo que se mejorará el servicio a los usuarios. Alguna de las innovaciones también permitirá más control y eficiencia de la energía. De este modo, las empresas verán reducido el dinero que destinan al consumo energético.

Esta decisión se enmarca dentro del proceso de reconversión que está viviendo el sector de las Tecnologías de la Información, cuyo objetivo es alcanzar una mayor eficiencia energética. De hecho, empresas como Intel y Advanced Micro Devices han tomado medidas similares. “Nosotros estamos comprometidos con el ahorro energético, queremos cuidar el medioambiente y reducir las emisiones de dióxido de carbono”, afirma Francois Ajenstat, director de desarrollo sostenible de Microsoft.

windows7logo0.jpg

Una de las novedades que Microsoft está desarrollando es la posibilidad de compartir los datos de la versión beta de Windows 7 con sus colaboradores. De este modo, si se produjese una incompatibilidad entre el hardware y el software, los ingenieros de ambos podrían colaborar para solventar el problema.

Windows 7 aportará una mejora de Trigger Start Services. Hasta el momento, cuando el sistema operativo entraba en funcionamiento determinadas herramientas se activaban automáticamente, independientemente de si iban a ser usadas. Con la actualización la aplicación se iniciará únicamente si va a ser utilizada. “Si no se va a emplear el Bluetooth, ¿por qué ha de estar funcionando?”, apunta Jason Leznek, manager de desarrollo de Windows 7.

Otra de las herramientas destinadas a reducir el consumo de energía es lo que Leznek denomina “Adaptive Display Brightness”. Anteriormente, cuando un ordenador dejaba de ser utilizado durante un periodo de tiempo, la pantalla se fundía a negro, algo que no gusta a los usuarios.

Las pantallas utilizan habitualmente el 40% del consumo de energía total. Con la nueva aplicación, la pantalla se difuminará paulatinamente, reduciendo notablemente dicho consumo pero sin llegar al negro. Del mismo modo, Windows 7 consumirá energía con mayor o menor intensidad en la medida en que se esté utilizando la tarjeta de red inalámbrica.

Los administradores también podrán disponer de una utilidad de diagnóstico incorporada en PowerCfg.exe /ENERGY, que les permitirá controlar las aplicaciones que contribuyan a reducir el consumo de energía.

Las novedades para reducir el consumo de energía y hacer más funcional la vida de las baterías se extenderán también al uso del DVD, de los sistemas de audio, consumo de Internet y utilización de determinados juegos.

Autor: DRosolen
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor