6 de cada 10 empresas sufren más ataques desde el inicio de la pandemia

Seguridad

Una cuarta parte se ha reinventado en seguridad a través de la aceleración de proyectos y la mitad no espera recuperar hábitos antiguos.

La pandemia de coronavirus ha cambiado el panorama de ciberseguridad. Y no sólo por el hecho de que los ciberdelincuentes han aprovechado la crisis sanitaria para incrementar sus ataques, sino también porque retos como el teletrabajo han creado nuevas necesidades de protección.

Un sondeo de Check Point a expertos de seguridad informática revela que el 58 % de las compañías está sufriendo más ciberataques tras el estallido de la crisis sanitaria.

Esto les ha obligado a modificar sus estrategias de ciberseguridad, que por lo general no volverán a ser las mismas que hace un año. Parece que la nueva normalidad ha llegado para quedarse. La mitad de los encuestados por Check Point confiesa que no recuperará antiguos hábitos. El 29 % todavía espera un retorno a operaciones prepandemia en algún momento. Y sólo 2 de cada 10 aseguran que sus actividades de protección ya vuelven a ser las mismas que antes.

Cabe señalar que, en el 95 % de los casos, la estrategia de seguridad ha evolucionado a medida que lo hacía la pandemia. Ahora las empresas buscan atender el trabajo en remoto, formar a sus empleados en buenas prácticas y optimizar recursos para la prevención de amenazas y la seguridad de la red. Incluso se han acelerado proyectos, a modo de reinvención no planificada del modelo de negocio, en una cuarta parte de las compañías.

De cara al futuro más inmediato, y también para los próximos dos años, la seguridad de los teletrabajadores se mantendrá como el principal reto de seguridad. Otros desafíos serán la prevención del phishing y la ingeniería social y la seguridad de accesos remotos, la nube, los endpoints y los dispositivos móviles.

“La mayoría de las empresas no esperan cambios en sus problemas y prioridades de seguridad en los próximos dos años. De hecho, para muchos de los encuestados los cambios que tuvieron que hacer de forma súbita para adaptar sus redes e infraestructuras a los retos que planteaba la pandemia son ya permanentes”, comenta Peter Alexander, director de Marketing de Check Point Software.

“No cabe duda de que las empresas necesitan poner el foco en optimizar su estrategia de protección y evitar fallos de seguridad en cualquier activo corporativo, desde el centro de datos a los equipos móviles”, apunta. “Lidiar con el impacto de la pandemia en las operaciones comerciales y asegurar que puedan seguir con su flujo de trabajo de la manera más eficiente y segura posible es el mayor desafío para la mayoría de las empresas”.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor