Appian actualiza su plataforma de automatización ‘low-code’

Software

La nueva versión facilita el acceso, la correlación y la transformación de los datos y mejora la automatización, las interfaces de usuario, los sistemas conectados y el despliegue de aplicaciones.

Los datos son uno de los activos más preciados de las empresas. Su almacenamiento y control resulta imprescindible para obtener información de valor y guiar la toma de decisiones. Pero esa gestión puede acabar complicándose.

Appian propone agilizar la creación de aplicaciones empresariales con mejoras en los datos low-code de su plataforma de automatización, cuya última versión también incluye mejoras en la creación de interfaces de usuario y el despliegue de aplicaciones.

Esta Plataforma de Automatización Low-Code se concentra en la parte de acceso, correlación y transformación de los datos.

Por un lado, promete acceso a más datos sin sacrificar el rendimiento con el doble de filas que un registro puede sincronizar desde una fuente, pasando de medio millón a un millón. Los usuarios podrán aprovechar la sincronización de los datos para construir aplicaciones más rápido.

Por otro lado, Appian promete relaciones seguras entre los datos, gracias a una visión holística.

La última versión de su plataforma permitirá añadir múltiples acciones de lista en el tipo de registro y generar procesos de negocio directamente a partir de dichos registros.

Los usuarios tendrán la opción de obtener datos desde cualquier lugar sin migrarlos y trabajar con ellos sin codificar o programar la base de datos.

“La arquitectura de datos low-code de Appian es revolucionaria a la hora de definir el modo en que los desarrolladores trabajan con los datos de la empresa para construir aplicaciones de forma rápida”, expresa Malcolm Ross, CTO adjunto de Appian, que añade que “estamos reforzando la promesa del low-code de Appian para que cuando se crean aplicaciones con Appian, se construyan diez veces más rápido, se reduzcan los costes de mantenimiento en un 50 % y se obtenga una funcionalidad superior en comparación con el desarrollo tradicional”.

La nueva versión de la plataforma permite registrar cada paso que se da dentro del navegador web y acelera las ejecuciones del receptor omitiendo la configuración y la limpieza de las ejecuciones de RPA consecutivas en los procesamientos por bloques.

Está preparada para acceder a fuentes de datos utilizando sistemas conectados y con la seguridad a nivel de objeto.

Por último, introduce funciones para mejorar el diseño de interfaces de usuario, como controles de espaciado más fino.

“Las organizaciones esperan más de las TI”

¿Cómo ven el panorama actual las empresas? Un informe de Economist Intelligence Unit apoyado por Appian revela que el 83% de los responsables de TI y de los altos ejecutivos de negocio creen que, para adaptarse mejor a los cambios externos y las nuevas condiciones empresariales, necesitan mejores aplicaciones e infraestructuras.

IT’s changing mandate in an age of disruption pone así de manifiesto que los sistemas informáticos existentes todavía adolecen de deficiencias.

“El informe muestra que las organizaciones esperan más de las TI en un momento en que los empleados y los datos de la empresa están más dispersos que nunca”, observa Matt Calkins, CEO de Appian. “Con low-code, el departamento de TI puede ganar agilidad y ofrecer las aplicaciones complejas que necesitan las empresas”, propone este directivo.

Las cuestiones más importantes que deben optimizarse son el apoyo a los cada vez más numerosos teletrabajadores (72 %), la integración de la información y de los workflows a lo largo de la organización (69 %) y el cambio de sistemas y procesos con celeridad (69 %).

La necesidad de agilidad en el negocio está siendo estimulada por la pandemia de coronavirus, que sitúa a la tecnología como pilar para garantizar la resiliencia. Además, a medida que se demandan nuevas aplicaciones, el trabajo se está desplazando hacia el desarrollo no informático. Un 53 % de los responsables de la toma de decisiones empresariales prevé que el volumen de software construido por unidades ajenas a TI aumente en el próximo año.

Un 55 % también opina que las unidades de negocio ya están haciendo más que el departamento de TI para adquirir y desarrollar aplicaciones.

Ahora mismo la media de retraso en proyectos de TI planificados oscila entre los tres y los doce meses. Esta situación empeora a medida que la demanda de proyectos supera al incremento del presupuesto.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor