Aumenta un 14 % interanual la incidencia de casos de ransomware

La incidencia interanual de ataques de ransomware en todo el mundo aumenta un 14 %.

Según un informe elaborado por Check Point, proveedor global de soluciones de seguridad IT, la evolución del ransomware en los últimos años ha crecido a un ritmo cada vez mayor. Desde los pocos cientos de dólares que se exigían inicialmente para revertir los efectos de una intrusión en los equipos hasta los miles y hasta decenas de millones de dólares que se exigen en la actualidad.

Uno de los datos aportados por este estudio es que se ha dado un incremento mundial interanual de los ataques de ransomware del 14 %, estando algunos de ellos aún “vigentes”, como es el caso de WannaCry, uno de los primeros ataques globales de este tipo con un trasfondo político. Lanzado en el año 2017 aún se detectan casos en los que afecta a equipos que todavía no se han actualizado convenientemente.

La incidencia ha aumentado notablemente como consecuencia de la adopción del teletrabajo y los entornos híbridos y Cloud, ampliando el “parque” de equipos con acceso a la Red y  no siempre dotados de las mejores y más rigurosas medidas de protección.

La evolución del ransomware ha dado lugar a esquemas como el del ransomware de encargo (Ransomware-as-a-Service) y de la doble y hasta triple extorsión, por la que una vez se consigue acceder a un sistema se exige el pago por no desvelar la información o para volver a acceder a los servicios tanto a la organización afectada como a sus clientes, socios y proveedores.

Además ya no son objetivo sólo las grandes empresas y los gobiernos o agencias oficiales sino que cada vez se “discrimina” menos a los posibles objetivos de manera que profesionales y pymes pasan también a convertirse en posibles víctimas de ataques de ransomware.