AWS reúne presencialmente a 27.000 personas en el congreso re:Invent

CloudDatos y AlmacenamientoGestión CloudSaaS
AWS re:Invent 2021

Tras la edición online del año pasado obligada por la pandemia, Las Vegas vuelve a recibir a miles de profesionales para conocer las novedades del principal proveedor de nube pública.

El congreso AWS re:Invent vuelve a la presencialidad en Las Vegas, Estados Unidos. Es una gran noticia, no solamente para el sector tecnológico sino para el mundo en general. A pesar de las sombras e incertidumbres que está generando el elevado número de contagios y las nuevas variantes como Ómicron, lo cierto es que la décima edición del evento a nivel mundial de Amazon Web Services no se está viendo empañada por los coletazos que sigue dando la COVID-19, más bien todo lo contrario. La vuelta a una relativa normalidad es de agradecer. 

Unos 27.000 asistentes y varias decenas de periodistas (todos vacunados y con mascarillas), entre los que se encuentra este cronista, estamos  recordando la importancia de la presencialidad. Es cierto que la modalidad online nos ha permitido a todos seguir conectados y realizar nuestro trabajo durante los peores momentos, pero el toque humano sigue siendo vital: facilita el contacto verbal, la comunicación y, en nuestro caso, la consecución de entrevistas con los mejores portavoces de las compañía y sus partners, aquellos que en condiciones normales habría sido complicado gestionar de forma remota.   

Y qué decir tiene el otro aspecto que importa en este tipo de eventos y el principal motivo de su organización: hacer negocios y mejorar la relación con los socios y clientes, sin olvidar la presentación de las novedades que llegan a los servicios cloud del gigante hiperescalar. No existe ningún dato sobre el volumen de negocio que una compañía como AWS y sus partners puede cerrar en el re:Invent, pero con toda seguridad ha sido el principal motivo para retomar la presencialidad en esta décima edición, que también coincide con el 15 aniversario de Amazon Web Services.

Era el propio Adam Selipsky, flamante CEO de AWS (reemplazando a Andy Jassy, que a su vez asumió el mismo cargo de CEO de Amazon tras la salida de Jeff Bezos), el que hacía un rápido repaso de las innovaciones desarrolladas durante estos tres lustros. Por aquel entonces, Amazon hacía su fortuna mayoritariamente a través de la venta de libros, y poca gente apostaba por esa nueva modalidad llamada “servicios de nube pública”. “¿Qué tenían en común ambos negocios? Nada”, admitía Selipsky. Pero el tiempo le ha dado la razón a Amazon Web Services, que ha superado en rentabilidad (que no en facturación) a la compañía matriz. Quizás ha sido uno de los principales motivos por los que Jassy ha sido el elegido para reemplazar a Bezos a comienzos de este mismo año. 

Adam Selipsky, CEO de AWS
Adam Selipsky, CEO de AWS, durante la rueda de prensa posterior a su ponencia inaugural

Han sido 15 años de continua innovación en un mercado que ha revolucionado la industria tecnológica tal y como la conocíamos: 15 años en los que AWS no se ha limitado a ofrecer a sus clientes las soluciones desarrolladas internamente para nutrir a la plataforma de comercio electrónico de Amazon, sino que, a partir de esa base, ha creado un portfolio de servicios que abarca desde la infraestructura de TI (computación, almacenamiento, redes) hasta el software (inteligencia artificial, bases de datos, analítica de negocio…), además de imponer el modelo de pago  por uso en el sector  junto con otros ‘players’ de la industria como Salesforce. 

No hay más que ver al resto de  fabricantes de TI, que han ido adoptando el Todo como Servicio en la medida de sus posibilidades. Claro que se siguen vendiendo licencias tradicionales de software, servidores, redes y sistemas de almacenamiento, pero nos dirigimos a un modelo XaaS (Everything as a Service) que dejará pronto al modelo tradicional relegado a una opción residual.

También es cierto que no todo se reduce a adoptar la nube pública, sino que la nube híbrida y multicloud se está imponiendo para dar respuesta a las necesidades de cada empresa, pero ese modelo XaaS ya se ha convertido en el predominante de forma independiente al lugar donde se hospeden los datos y se ejecuten las aplicaciones de negocio.

AWS también ha transformado la relación entre fabricantes y partners (desde mayoristas a distribuidores, pasando por integradores y consultoras de TI), una relación de la que depende directamente su éxito o su fracaso. Y de momento los números le cuadran.

AWS y una red de más de 100.000 partners

La primera jornada del congreso AWS re:Invent ha estado dedicada precisamente a los partners de Amazon Web Services, con un mensaje rotundo: El proveedor debe soportar el viaje de la transformación de sus partners en proyectos cada vez más complejos. 

Atrás quedaron los tiempos en los que se usaban los servicios de AWS para proyectos en desarrollo. La escalabilidad, elasticidad, fiabilidad y rendimiento que ofrecen los más de 200 servicios completos  disponibles hace que cada vez más empresas migren (parcial o totalmente) sus aplicaciones y datos a la nube pública: Fabricantes inicialmente enfocados a la nube privada como VMware, NetApp y Red Hat ya ofrecen sus servicios y soluciones en AWS, pero son muchos otros los que también han decidido dar el salto a la nube pública o directamente han desarrollado nuevas soluciones nativas. 

AWS re:Invent
El congreso AWS re:Invent ha congregado en Las Vegas a 27.000 profesionales de forma presencial, pero también medio millón de registros online

La compañía hacía mención a diversos proyectos de migración de gran envergadura como los realizados por clientes de la talla de Nasdaq, Goldman Sachs, Gilead, United Airlines o adidas, entre otros. 

Hace pocos años nadie habría apostado por ver ejecutándose servicios financieros, de seguros o de banca en la nube pública de AWS, pero hoy son una realidad y, a tenor de las declaraciones que escuchamos durante el congreso, esas complejas migraciones han sido un rotundo éxito.

Es el resultado de iniciativas como AWS Migration Acceleration Program (MAP), nacida en 2017 y que ya ha visto pasar por ventanilla cientos de migraciones a través de sus partners, incluyendo grandes (y complejos) desarrollos basados en SAP

Como parte de esta evolución, AWS está poniendo el foco en una de las plataformas que más se resiste a morir: el mainframe. De ello hablaremos en detalle en próximas crónicas del congreso ya que merece especial atención, pero sí podemos adelantar una de las principales novedades de esta edición, el programa AWS Mainframe Modernization, con el que el proveedor pretende atraer esos procesos de misión crítica que, por su naturaleza (complejidad, programación, disponibilidad, privacidad) se han estado manteniendo en la vigente plataforma de IBM.

Muy pronto, una nueva entrega desde Las Vegas para centrarnos en las novedades anunciadas por AWS.  

Lea también :