BQ parece vivir sus últimos momentos entre impagos y falta de atención al cliente

FacturaciónGestión EmpresarialTrabajo

Mundo Reader, la empresa matriz de la popular marca de smartphones BQ, atraviesa un momento complicado que no parece tener perspectivas de una solución óptima.

En 2018 la empresa tecnológica española Mundo Reader (matriz de BQ) fue adquirida por un grupo empresarial de Vietnam tras afrontar unas fuertes pérdidas desde 2016 y al ser incapaz de afrontar la imparable llegada de las marcas low cost de origen chino.

La situación se hizo insostenible y no ha mejorado desde entonces, al contrario. A principios de 2019 BQ fue abandonando la venta de terminales de marca propia, que habían gozado de un notable éxito hasta la llegada de la feroz competencia china con terminales de bajo precio. A partir de ahí la empresa se concentró en desarrollar ingeniería para terceros, especialmente en el sector de los routers, al mismo tiempo que continuaba ofreciendo el soporte técnico a quienes habían adquirido móviles de la marca.

Asistencia y garantías en paradero desconocido

Tanto la página web como los perfiles en redes sociales de BQ llevan un tiempo inactivos y tampoco se facilita contacto electrónico, remitiendo a una dirección de correo postal que no agiliza precisamente la atención y el soporte técnico. Esto genera graves molestias a los usuarios de dispositivos BQ que no tienen a quien recurrir para que soluciones las posibles incidencias de sus dispositivos.

Tampoco está operativa la página web de BQ donde los usuarios pueden descargar las actualizaciones necesarias para el correcto funcionamiento de sus dispositivos. En cuanto al servicio posventa, la empresa Smart Labs, que es quien se encarga de ello en España, ha emitido un comunicado anunciando que dejan de encargarse de ello “debido a la actual situación financiera de Mundo Reader”. Recordemos que Mundo Reader es la empresa matriz detrás de la marca BQ.

Empleados con nóminas atrasadas

Al mismo tiempo hace al  menos dos meses que no se están pagando las nóminas a los empleados de BQ, según confirman trabajadores de la empresa. Achacan la situación de desamparo laboral en que han quedado y la desidia por atender a los clientes en el desinterés por parte de la matriz vietnamita.

También desde fuentes con origen en empleados de la empresa se afirma que BQ habría entrado en concurso de acreedores, tras asumir además una pérdida de capitalización constante en los últimos años. Este extremo, hasta ahora, no consta que se haya publicado en el BOE ni inscrito en el Registro Mercantil. Si a finales de 2014 estaba valorada en 150 millones de euros, cuatro años más tarde había descendido hasta la mitad y desde entonces la situación no ha mejorado precisamente, especialmente desde que Vingroup se hizo con el 51 % de le empresa por 36 millones en 2018.

Malos tiempos para Vingroup

El grupo matriz Vingroup, con intereses en diversos sectores como los supermercados, los establecimientos hoteleros o la fabricación de automóviles y motocicletas, se ha visto gravemente afectado por la situación generada con la pandemia. Se cifran en 50 millones de dólares las pérdidas mensuales del grupo. De ahí que su área de negocio de telefonía móvil esté resultando afectada, hasta el punto de que ha descartado la comercialización en Europa de sus smartphones VSmart.

Lea también :