Parallels Remote Application Server ofrece cuatro consejos para teletrabajar sin problemas

¿Qué es un Brand Discovery ?
Workspace

En plena crisis por el COVID-19, resulta esencial contar con soluciones que hagan del teletrabajo una práctica accesible dentro del entorno familiar.

Actualmente, la demanda de soluciones para trabajar desde casa es más grande que nunca. Todas las empresas quieren que sus empleados trabajen tan eficientemente desde casa como desde la oficina. Esto incluye el suministro de ordenadores portátiles, consejos y trucos para la oficina en casa, y sobre todo los requisitos técnicos. Resulta un factor clave para el desempeño de un buen trabajo que el empleado disponga de un acceso sencillo a su entorno de trabajo dentro del ámbito familiar.

En este contexto, la solución Parallels Remote Application Server (RAS) facilita el trabajo de forma remota sin problemas, incluso en un plazo corto de tiempo. Para implementar una solución de teletrabajo en casa, es conveniente seguir estos cuatro consejos:

  1. Despliegue rápido y seguro en cualquier lugar y en cualquier momento:

Los expertos informáticos deben proteger la red de la empresa, actuar de acuerdo con el GDPR y mantener todas las aplicaciones actualizadas. También es importante proporcionar a los empleados acceso a todas las aplicaciones, datos y ordenadores de sobremesa desde cualquier dispositivo. Parallels RAS permite esto a través del aprovisionamiento remoto junto con los escritorios virtuales (VDI). Esto permite a cada empleado utilizar aplicaciones de Windows y adicionalmente acceder a todos los datos – sin importar el dispositivo que se utilice. En cuestión de horas se puede configurar Parallels RAS y los empleados pueden acceder rápidamente de forma remota a todas las aplicaciones y escritorios.

  1. Comprobar la disponibilidad de los sistemas:

Para un trabajo móvil productivo y sin estrés, todas las aplicaciones empresariales deben ser operables con los gestos táctiles habituales. Los usuarios deben tener acceso a todos los sistemas y datos internos, independientemente de la hora y el lugar. Parallels RAS tiene requisitos de sistema mínimos, lo que hace que sea fácil y rápido de instalar en todo tipo de dispositivos. Los sistemas incluyen Windows, Mac, Linux, Android, iOS, así como Chromebooks, Thin Clients y cualquier navegador HTML5. Gracias a la operación intuitiva, los empleados se acostumbran rápidamente y pueden trabajar de forma completamente productiva en un corto periodo de tiempo.

  1. Nunca desestime la seguridad:

La seguridad es claramente el foco principal de una solución remota. Los profesionales de la informática deben tener un control total sobre las aplicaciones desplegadas virtualmente y su seguridad en todo momento. Si todos los datos y programas se almacenan en un servidor central seguro, esto está garantizado. Esto se debe a que los datos no salen del servidor, sino que sólo se ponen a disposición de los empleados como una “imagen virtual”. Parallels RAS permite a TI entregar todos los datos y aplicaciones desde una ubicación central. Esto facilita la integración de soluciones de seguridad que protegen fácilmente los puntos finales y mantienen las políticas de cumplimiento. Otras características de seguridad son la autenticación multifactorial, el filtrado granular y los protocolos de cifrado avanzados.

  1. Prestar atención a la nube y a las licencias:

Los modelos de despliegue de nubes flexibles permiten a todos los empleados trabajar desde cualquier dispositivo con total seguridad de datos, sentando las bases para un trabajo móvil y productivo. Con un simple modelo de licencia que incluye todas las características y escalas rápidamente, los costos y el esfuerzo de implementación siguen siendo manejables.

Para ello, Parallels ofrece una prueba gratuita y totalmente funcional de 30 días de Parallels RAS, incluyendo 50 licencias de usuario concurrente.

Lea también :