Datos de pago caducados, experiencias móviles pobres y falta de internacionalización: los errores que cometen las webs españolas

MarketingPagos Electrónicos

Stripe encuentra fallos en las páginas más visitadas en España que penalizan sus oportunidades de venta.

El confinamiento obligado por la pandemia de coronavirus ha demostrado que la tecnología puede ayudar a mantener la actividad empresarial incluso con los trabajadores y los clientes en sus casas.

Junto a herramientas como las plataformas de comunicación por videollamada, las soluciones de comercio electrónico se están reivindicando. Tener una página web y, además, una tienda online, es un complemento perfecto para los negocios, porque les permiten seguir vendiendo y les sirven de escaparate más allá de su localidad o país de origen.

Pero las empresas todavía cometen algunos errores de bulto en sus páginas. Según una investigación de Stripe, que ha analizado los 450 sitios web más destacados de España, Reino Unido, Alemania, Francia, Suecia, Italia y Holanda, se producen errores en los procesos de pago que están penalizando las ventas.

En el caso concreto de España, casi un tercio (31 %) de las páginas analizadas permite iniciar transacciones con números de tarjeta incorrectos o fechas de caducidad que no se corresponden con la realidad. De hecho, el 33 % no aplica bloqueos automáticos cuando se introducen fecha de caducidad inválidas, dejando seleccionar incluso 2019 como año de caducidad. Y casi la mitad (48 %) no se molesta en confirmar el tipo de tarjeta, mostrando por ejemplo los iconos de Visa, MasterCard o American Express, al introducir los primeros dígitos.

A esto hay que sumarle el hecho de que muchos de los sitios más visitados no ofrecen suficientes alternativas de pago, algo que dispara los abandonos del carrito de compra. En nuestro país, un 94 % de las páginas analizadas no ofrece la alternativa de monederos electrónicos como Apple Pay o Google Pay.

Otro error tiene que ver con la adaptación al mundo móvil. Aunque casi todas las webs que ha estudiado Stripe cambian el tamaño de su página de pago para que se ajuste bien a la pantalla de los dispositivos móviles, el 41 % de los sitios en España no se apoya en un teclado numérico para ayudar a introducir los números de las tarjetas.

Por último, las empresas españolas tienen que cuidar la internacionalización de las operaciones, abriéndose a métodos de pago e idiomas de otros lugares. Hoy en día, ninguna de las páginas web más visitadas en España cuenta con métodos de pago locales para compras en países como Polonia, Bélgica y Austria, algo que perjudica su avance en dichos mercados.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor