El 70 % de responsables TIC no puede garantizar la integridad de los datos

Con un proceso de transformación digital que cada vez abarca más ámbitos y con un uso cada vez mayor de la Nube como espacio de almacenamiento y proceso de datos se hace cada vez más necesario la administración eficiente de los mismos. Esta circunstancia se suma la concentración cada vez mayor de habitantes en las ciudades hasta el punto de que la ONU prevé que en el año 2050 haya 6.300 millones de personas cuyo hábitat sean las ciudades, lo que condicionará también la administración inteligente de toda esta información.

Pero ante estas circunstancias según un reciente informe “2022 State of Data in Motion Report” de Confluent se hace necesario que tanto empresas como organismos, especialmente gobiernos, apuesten por una transformación digital que suponga una actualización constante de sus infraestructuras. En el caso de los gobiernos esto implica el desarrollo de ciudades inteligentes. Una cuestión que en el caso de España se está bordando mediante el Plan Nacional de Ciudades Inteligentes puesto en marcha por el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital.

El mayor problema que se encuentran los responsables de la toma de decisiones en el sector TIC es que hasta un 73 % de responsables de la toma de decisiones del sector reconoce no disponer de capacidades suficientes como para garantizar la integridad de los datos.

Y eso a pesar de que  el 76 % de los directores de áreas TIC afirma que la integración en tiempo real de datos procedentes de distintas aplicaciones es extremadamente importante para los procesos de misión crítica al proporcionan visibilidad sobre las operaciones en proceso. Se añade a esta cuestión la incapacidad de detectar amenazas en caso de quedar los sistemas fuera de servicio, con el riesgo de vulnerabilidad y la posibilidad de brechas de seguridad.

De ahí la necesidad de adoptar servicios en la Nube que sean capaces de adaptarse a las necesidades de los flujos de datos. Además las soluciones Cloud representan ahorro de costes, simplicidad, resiliencia y seguridad, además de permitir un entorno flexible para que los desarrolladores colaboren en cualquier parte. Finalmente el recurso a la Nube permite implementar medidas de prevención de pérdidas y recuperación de desastres, mientras facilita una constante actualización.

Antonio Rentero

Recent Posts

Las organizaciones públicas apuestan por los ecosistemas de datos

El 80% de las organizaciones del sector público de todo el mundo han empezado a…

2 días ago

Las empresas desconfían de su propia capacidad para asegurar la privacidad de los datos

Apenas un 38 % de líderes empresariales confían en la capacidad de sus organizaciones en…

2 días ago

La inteligencia artificial permitirá reducir hasta en un 35 % los costes de impresión

Los plazos de sustitución de los equipos de impresión podrían ampliarse desde los cinco años…

2 días ago

Los teletrabajadores disponen cada año de 10 días más de tiempo libre que los trabajadores presenciales

Los desplazamientos entre el domicilio y el lugar de trabajo ocupan de media en España…

2 días ago

Ciberriesgos asociados al uso de la inteligencia artificial ChatGPT

Difusión de información falsa, suplantación de identidades, deep fakes, mejorar código de malware... la IA…

2 días ago

Los ciberataques a redes en la nube se disparan un 48 %

Asia es el continente que sufre más el crecimiento de esta amenaza, seguido de Europa.

2 días ago