Categories: RedesSeguridad

“El sistema inmunológico digital se convierte en la norma para la gestión de riesgos”

La incertidumbre económica marca los primeros compases de 2023, un año en el que el la seguridad seguirá siendo importante para compañías de todos los sectores.

Los directivos tendrán que mantener sus inversiones en tecnología y estrategias de protección a pesar de la amenaza financiera que acecha al mundo.

Fenómenos como el trabajo híbrido, la automatización o la adopción de la nube acrecientan el peligro y animan a actuar con premura, al igual que lo hace la revisión de normativas a nivel nacional e internacional.

La Directiva NIS2, que será obligatoria a partir de 2024 para empresas con más de 250 empleados y 50 millones de euros de facturación, por ejemplo, obliga a prepararse ya para el cambio.

Una de las predicciones para este curso es que la visibilidad y el control de la red corporativa aparecerán en las listas de prioridades de las organizaciones. EfficientIP apuesta por cinco grandes tendencias.

En 2023 “la inteligencia de observación/monitorización de los datos pasará al siguiente escalafón”, según su lista de pronósticos, para garantizar la calidad de la información utilizada en la toma de decisiones y eliminar riesgos.

EfficientIP cree que este año “muchas más empresas utilizarán la inteligencia artificial y el aprendizaje automático para digerir datos, detectar patrones, prever y, en algunos casos, incluso predecir necesidades operativas”. Y “esto hace posibles las redes autónomas”, señala a la hora de trazar el marco de acción para los próximos meses.

Otra apreciación a nivel de seguridad es que “el sistema inmunológico digital se convierte en la norma para la gestión de riesgos”, combinando varias estrategias de ingeniería de software e influyendo en “el diseño de la automatización de las redes, las puestas en marcha extremas y las operaciones”.

Por otro lado, se espera una “irrupción de CloudOps” (operaciones en la nube) y “mayor adopción de la Composable Enterprise” o el ensamblaje y reensamblaje de capacidades comerciales.

EfficientIP estima que 8 de cada 10 compañías invertirán durante los próximos dos años en cuestiones de automatización basándose en procesos para alcanzar esa “componibilidad”.

Por último, este será el “inicio de las redes sólo inalámbricas” y de “la oficina en cualquier parte”, gracias a tecnologías como el 5G Slicing y la creación de redes basadas en políticas, en un escenario en el que las organizaciones operarán todo el ecosistema, incluyendo componentes de terceros.

En 2023 se deberían ir eliminando los intermediarios para ganar control sobre la logística, las instalaciones, los costes y los riesgos. Será posible el acceso con independencia del lugar para contribuir al teletrabajo.

Redacción Silicon

La redacción de Silicon está compuesta por profesionales del periodismo 2.0

Recent Posts

DigitalES presenta el primer Libro Blanco de la IA Generativa

DigitalES analiza en su Libro Blanco de la IA Generativa el impacto que tendrá esta…

2 días ago

NetApp, el fabricante de almacenamiento que todos los proveedores cloud quieren tener como socio

En un momento donde los datos tienen más valor que nunca pero también generan una…

2 días ago

TOUGHBOOK 40mk2, un portátil con procesamiento de IA

Esta versión del TOUGHBOOK 40 incluye entre sus especificaciones la unidad de procesamiento neuronal Intel…

2 días ago

Crece el gasto de los hogares españoles en paquetes de telecomunicaciones

El precio medio del paquete cuádruple (telefonía fija y móvil, banda ancha fija y móvil)…

3 días ago

Amazon Business añade nuevas funcionalidades

Entre ellas destacan un Centro de aplicaciones y un Sistema de gestión de identidades entre…

3 días ago

Zscaler y Google impulsan el viaje hacia ‘zero trust’ de los usuarios empresariales

Su asociación evita el uso de redes VPN tradicionales y se basa en Chrome Enterprise,…

3 días ago