El uso dispositivos biónicos demanda una nueva política de ciberseguridad

Seguridad

Kaspersky propone abordar su estandarización para mejorar la inclusión de empleados que utilizan tecnologías de perfeccionamiento humano.

La tecnología evoluciona hasta tal punto que el desarrollo de la sociedad avanza hacia innovaciones como los dispositivos biónicos.

Cada vez se utilizarán más dispositivos capaces de sustituir o mejorar partes del cuerpo humano. Esto puede ser un implante del estilo de un biochip NFC, una prótesis de miembros biónicos u órganos internos y sensoriales artificiales, como prótesis visuales y audífonos.

La expansión de las tecnologías de perfeccionamiento humano no sólo ofrecerá ventajas, sino que también despierta temores. Por ejemplo, entre los expertos de seguridad, que se preguntan cómo afectará su popularización a la protección de los activos empresariales.

Kaspersky quiere adelantarse al problema y ha publicado un documento en el que deja clara la necesidad de regulación. Basándose en pruebas realizadas sus propios empleados, imagina un escenario en el que los trabajadores con capacidades aumentadas serán algo habitual.

La compañía aboga por una política de ciberseguridad para las distintas unidades de negocio que permita mitigar el peligro de los dispositivos biónicos para las redes informáticas.

Esto pasa por trabajar con el sistema de control de acceso, los procesos de administración y de mantenimiento y el uso de sistemas automatizados para garantizar la privacidad digital y aplacar cualquier amenaza, incluidas las relacionadas con la salud.

La propuesta de Kaspersky ofrece procesos de estandarización para una mejor inclusión de los empleados con dispositivos biónicos en la oficina. Esta política de ciberseguridad concierne a empleados fijos, personal temporal y la plantilla de terceros que prestan servicios.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor