Por qué la transformación digital comienza con la red

Redes

Rob López, Executive Vice President, Intelligent Infraestucture de NTT Ltd, explica cómo la tecnología segura e inteligente ayuda a las organizaciones a adaptarse al cambio.

Conectar personas, lugares y cosas nunca ha sido tan importante. Las organizaciones de todo el mundo han redefinido lo que significa ser ágil, recurriendo cada vez más a la tecnología para pivotar y adaptarse a los retos de los últimos 12 meses.

Las estrategias de red deben cambiar para respaldar la creciente demanda de las empresas y garantizar la viabilidad a largo plazo en el mundo actual. La red es la espina dorsal que permite la conectividad entre los dispositivos de borde y las cosas a las aplicaciones con y a través de múltiples nubes. La flexibilidad, el rendimiento y la disponibilidad de la red son algunos de los obstáculos más importantes para la adopción de la nube. Cualquier tipo de transformación digital comienza y termina con la red.

En marzo de 2020, muchas industrias y sectores se encontraron estancados, incapaces de hacer cambios porque carecían de acceso a los recursos digitales necesarios para continuar sus operaciones cuando el mundo cerró. Según una nueva investigación de NTT, alrededor del 94% de los ejecutivos de alto nivel están de acuerdo en que la tecnología es clave y la pandemia les ha hecho centrarse mucho más en ella.

Un tejido de red seguro e inteligente que permita la experiencia digital

La conectividad y el rendimiento de la red actúan como la capa base, lo que respalda a las empresas digitales modernas y permite que las empresas evolucionen y adapten los modelos de negocio rápidamente. Dado que más organizaciones confían en la tecnología hoy que hace 12 meses, ¿cómo respalda la red una estrategia de digitalización más amplia?
Las presiones sobre la infraestructura de red son más altas que nunca a medida que las nuevas aplicaciones IoT y basadas en la nube se van adoptando en la empresa. Según el informe IDC Asia-Pac Service Provider Managed SD-WAN MarketScape, el crecimiento del tráfico de red continúa aumentando exponencialmente y es necesario escalar la capacidad rápidamente para mantenerse a la vanguardia en la prestación del nivel de servicio que los clientes necesitan para seguir siendo competitivos.
Las presiones ejercidas sobre la infraestructura de red son más altas que nunca a medida que las nuevas aplicaciones basadas en la nube y el IoT van adoptándose en la empresa. Según el informe IDC Asia-Pac Service Provider Managed SD-WAN MarketScape, el crecimiento del tráfico de la red sigue aumentando exponencialmente, y es necesario escalar la capacidad rápidamente para mantenerse a la vanguardia y proporcionar el nivel de servicio que los clientes necesitan para seguir siendo competitivos.

Las redes son esenciales para obtener resultados de negocio positivos

Las tecnologías y los servicios de red han evolucionado para servir a las necesidades de seguridad y automatizar para tener flexibilidad y acceso en cualquier momento y lugar. La arquitectura de red adecuada permite aumentar la agilidad y la eficiencia. Estamos viendo cómo muchos de nuestros clientes se decantan por las redes definidas por software y habilitadas para la nube, lo que les permite conocer en profundidad el estado de la red y el rendimiento de las aplicaciones, lo que supone una ventaja convincente a la hora de atender a las partes interesadas de la empresa. Es la red la que habilita una fuerza de trabajo distribuida, proporciona capacidad para el aumento de las transacciones de negocio, ofrece la flexibilidad para responder a las demandas del negocio rápidamente y, en última instancia, para obtener una ventaja competitiva. Ven su red como una plataforma empresarial que permite la productividad y el éxito.
La identificación de los servicios empresariales más importantes y el posicionamiento de una red ágil, rápida y segura para respaldarlos pueden acelerar positivamente los resultados. Los clientes necesitan tecnología y servicios inteligentes que estén diseñados para respaldar los objetivos empresariales y ofrecer una mayor eficiencia.

Las oportunidades traen consigo retos

Si bien las redes inteligentes pueden considerarse como el resquicio de esperanza que nos ayuda a navegar por la disrupción y el cambio, la seguridad sigue estando en nuestra mente a medida que nos digitalizamos. La privacidad, la protección y la gestión de los datos, así como las infracciones, tienen implicaciones graves y a largo plazo para las empresas. Sin embargo, cualquier riesgo de ciberseguridad disminuye cuando los clientes se alejan de las redes antiguas u obsoletas. La gestión de la postura de seguridad es fundamental y sigue siendo un reto para las empresas a medida que evolucionan y continúan sus transformaciones. De cara al futuro, a medida que veamos crecer la demanda de ancho de banda, empezaremos a ver plataformas de hardware, software y servicios de próxima generación que soporten la arquitectura de red, con velocidades cada vez mayores y un aprovisionamiento dinámico de capacidades de red como servicio para los requisitos empresariales bajo demanda.

Autor
Saber más 
Saber más