Ferrovial firma un acuerdo con Hyperloop TT para analizar proyectos en USA

ConveniosEmpresasGestión Empresarial

La empresa española de obras públicas va a añadir a su amplio catálogo de infraestructuras uno de los medios de transporte potencialmente más avanzados.

Elon Musk ideó el Hyperloop, un sistema de transporte consistente en tubos con presurizados por los que circulan vagones con sistemas de levitación magnética. Mínimo rozamiento, desplazamiento movido por energía eléctrica y velocidades de vértigo capaces de superar los 1.000 km/h.

Los primeros prototipos y circuitos de prueba llevan algunos años dando sus primeros pasos en medio del escepticismo. Pero una de las empresas que participan del desarrollo de este nuevo medio de transporte va a comenzar una estrecha colaboración con uno de los líderes mundiales en infraestructuras, la empresa española Ferrovial.

Hyperloop Transportation Technologies (o simplemente Hyperloop TT) toma en su denominación el propio nombre de este medio de transporte, que por sus características requiere de una infraestructura compleja. Tubos subterráneos o elevados sobre pilares, tuberías de gran diámetro capaces de mantener una baja presión interior y un complejo sistema de rodamientos de mínimo rozamiento y levitación magnética. De ahí la necesidad de que una empresa de la relevancia de Ferrovial esté detrás de este proyecto.

Términos del acuerdo

El acuerdo incluye analizar el desarrollo de rutas, la operación y el mantenimiento necesario para tan compleja tecnología, la ingeniería y la construcción de estos nuevos túneles, las operaciones, gestión y mantenimiento de la atención a los pasajeros y la carga.

Inicialmente el acuerdo entre Hyperloop TT t Ferrovial se centra en el análisis de las oportunidades que puedan surgir para ambos en proyectos concreto. En este sentido se une la larga experiencia de décadas de Ferrovial en obra pública e infraestructuras (carreteras, ferrocarril, puertos y aeropuertos) a la innovación de Hyperloop TT en este quinto medio de transporte, como lo definió el propio Elon Musk.

Así es Hyperloop

Tal y como lo concibió Musk, la clave del éxito del Hyperloop está en aunar tecnologías e infraestructuras.

Por un lado la capacidad de propulsar cápsulas autónomas mediante motores eléctricos lineales a gran velocidad… y además empleando energía eléctrica. Esto se consigue con el bajo rozamiento de la presión interior del túnel, unido a la levitación magnética pasiva del tren de rodamiento.

Las elevadas velocidades, de asta 1.200 km/h, teniendo como límite los 1.234,8 km/h donde se encuentra la barrera del sonido, debido a la complejidad de afrontar esa situación en un tunel cerrado y presurizado. Aun así hablamos de una tecnología capaz de llevar una cápsula desde Cádiz hasta Lugo en menos de una hora cuando por carretera se tardarían unas diez horas.

¿Por arriba o por abajo?

Otro elemento que añade complejidad es la necesidad de una red de túneles o de tuberías por cuyo interior circulan las cápsulas de Hyperloop.

En cualquiera de ambos casos la participación en un proyecto de una empresa de infraestructuras como Ferrovial aporta la solvencia necesaria para afrontar un desafío de esta magnitud. Hablamos de túneles de decenas de kilómetros y de tuberías soportadas por pilares y en ambos casos las tuberías deben mantener la baja presión y gozar de la máxima seguridad para ocupantes y mercancias.

¿Y la energía?

Debido a la baja presión el rozamiento se reduciría y así sería necesaria menos energía para desplazar las cápsulas. Musk proponía que, en el caso de plantearse no con túneles subterráneos sino con tuberías elevadas sobre pilones, estas podrían ir recubiertas de placas solares que generarían la energía necesaria.

Tecnología aún en pruebas

Hasta el momento son varias las empresas que han iniciado distintos programas piloto en los que probar en recorridos de reducida distancia (unos pocos kilómetros) estos túneles y sus vagones. Sin duda un acuerdo como el anunciado entre Hyperloop TT y Ferrovial parece acercar un poco más el que este medio de transporte abandone la fase de pruebas y comience a ser una realidad.

Hasta ahora Hyperloop TT mantiene un encargo del Gobierno de Estados Unidos centrado en analizar la viabiidad de un trazado en la región de los Grandes Lagos que conectaría las ciudades de Chicago, Cleveland y Pittsburgh. Se ha calificado al mismo como viable por parte de la empresa, que también está desarrollando el primer trazado comercial de Hyperloop, de alrededor de 4 kms en Abu Dhabi.

Lea también :