Galgus lleva a la España vacía un WiFi mejorado con inteligencia artificial

Workspace

Esta deeptech de Sevilla se vale de la IA para mejorar el rendimiento de las conexiones inalámbricas que quedan transformadas en redes inteligentes.

Galgus colabora para que la España vacía, si no deja de serlo, al menos esté mejor comunicada gracias a sus redes inteligentes que mejoran el rendimiento del WiFi gracias a la inteligencia artificial (IA).

De hecho su proyecto ha despertado el interés de Facebook, que ha seleccionado a esta empresa sevillana en el marco de su programa Accelerator: Connectivity. Se trata de una iniciativa de la empresa fundada por Mark Zuckerberg que busca apoyar a empresas dedicadas a reducir la brecha digital.

Mientras, Galgus, que en 2018 recibió 1,4 millones de euros en el marco de un programa de la UE para startups, ha completado una reciente ronda de financiación por un total de 2,5 millones al tiempo que colabora con Telefónica en la implantación de redes WiFi para clientes empresariales. En la actualidad la empresa cuenta  con 36 empleados mientras planean un aumento de plantilla para responder a su fase de expansión, tras alcanzar el millón de euros de facturación anual.

El epicentro en la periferia

El área donde centra su interés Galgus  es el segmento de territorio que describe Sergio del Molino en su libro La España vacía y que ha dado origen también al término “España vaciada”. Zonas rurales, que sufren despoblamiento y donde en la mayor parte de la ocasiones o no llegan las infraestructuras de acceso a Internet de banda ancha o, si lo hacen, es en precario y con carencias.

Es aquí donde se desarrollan las soluciones de redes inteligentes, con redes WiFI de amplio ámbito (todo un pueblo, áreas remotas) que optimizan su rendimiento en tiempo real adaptándose a las oscilaciones de la demanda del servicio o las interferencias. Desde un nodo centralizado se conectan otros puntos distantes o diseminados, ajustando la conexión a los requerimientos de cada una de esas áreas cubiertas por esta red inalámbrica.

Del avión al 5G

Los comienzos de Galgus etán vinculados a la aeronáutica, donde también ofrecen servicios de conexión, empezando por todos los contenidos que pueden llegar a las pantallas presentes frente a los pasajeros. Pero a partir de ahí han ido expandiendo su área de negocio al tiempo que complementan instalaciones en empresas que necesitan una red inalámbrica propia con las mencionadas instalaciones rurales.

En este sentido la llegad del 5G ha supuesto un complemento a su trabajo con la base del WiFi, empleando ambas tecnologías para ofrecer la mejor respuesta a las necesidades de comunicación. Y es precisamente en este uso combinado de ambas tecnologías de comunicación inalámbrica donde también juega un papel decisivo la inteligencia artificial, en conjunción con su capacidad para determinar los flujos de datos requeridos en las áreas que conecta.