Ibermática registra su mejor EBITDA en diez años

EmpresasFacturaciónGestión EmpresarialMercados Financieros

El impacto de la crisis de coronavirus no ha impedido el crecimiento de la compañía, que durante 2020 mejoró en ingresos y beneficios.

Ibermática ha conseguido mejorar sus cifras durante 2020 a pesar del impacto de la pandemia de coronavirus.

La compañía cerró 2020 con 258,4 millones de euros en ingresos, un 7,7 % más que en 2019. Su beneficio antes de impuestos mejoró un 21,7 % hasta los 7,3 millones y su EBITDA lo hizo 37 % hasta los 18,2 millones, que es su dato más alto en diez años.

A la hora de presentar resultados, Ibermática ha reconocido que, “de no ser por la grave crisis económica provocada por la pandemia de la COVID-19”, el crecimiento de sus diferentes indicadores “podría haber sido aún más destacado”.

“Las nuevas líneas de oferta lanzadas en el marco del Plan Estratégico 2018-2020 nos han permitido mantener e incluso incrementar el ritmo de ingresos, siendo capaces de compensar los negocios que se han visto más afectados por la crisis por nuevas actividades en nuestro portfolio que generan ingresos adicionales o complementarios a las áreas que han bajado”, explica Juan Ignacio Sanz, director general y consejero delegado.

“Invertimos 6 millones de euros en desarrollo de conocimiento para lanzar estas nuevas líneas de oferta, que a su vez nos han permitido ganar contratos por 80 millones de euros con ellas”, prosigue. “Hemos renovado prácticamente todos los contratos top y algunos incluso los hemos ampliado”.

En cuanto a la parte negativa, Sanz comenta que “hemos padecido una contracción del mercado por los ajustes de las empresas en sus presupuestos TI, que ha afectado a los datos de contratación de 2020. Asimismo, nos han retrasado la ejecución de algunos proyectos. Y finalmente hemos incrementado los gastos, con una fuerte inversión en equipos para que los cerca de 4000 profesionales pudiésemos teletrabajar, mejorando además la infraestructura de telecomunicaciones de la empresa. Por no hablar de la compra de material sanitario, de protección, mascarillas, geles, etcétera”.

Ibermática había comenzado lanzada su 2020, superando previsiones, pero luego su crecimiento se vio afectado por la pandemia.

La compañía ha terminado el año con 270 empleados nuevos, lo que hace un total de 3788.

Para este 2021, su consejero delegado ha adelantado que, “a pesar de un contexto complicado en el que la crisis sanitaria no ha remitido, el objetivo es seguir creciendo para alcanzar los 270,6 millones de euros de ingresos, con un BAI de 10,7 millones y un EBITDA de 24 millones, logrando un volumen de contratación de 395 millones de euros”.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor