Intel prepara SSD de 400 GB

Intel actualizará su gama de unidades de estado sólido con una nueva serie de nombre en clave “Lyndonville”, que vendrá a sustituir a las actuales X25-E multiplicando su capacidad de almacenamiento con modelos de 100, 200 y 400 Gbytes.

Esta gran capacidad será posible gracias al aumento de densidad que proporcionará el avance a procesos de fabricación de 34 nanómetros de Lyndonville frente a los 40 nanómetros actuales.

Otro cambio significativo será la utilización de tecnología de múltiples celdas MLC, frente al formato de simple celda SLC utilizado en las X25-E actuales.

Un firmware y controlador mejorado compensaría la teórica pérdida de rendimiento de las MLC. A cambio, la rebaja de costes debería trasladarse al precio de venta al cliente final. Un aspecto limitante hasta ahora para la implantación masiva de las unidades de estado sólido en almacenamiento informático.