La crisis del coronavirus incrementa la demanda de tabletas y ordenadores portátiles

MovilidadPortátilesTabletas

IDC explica que muchos minoristas y distribuidores que operan Europa occidental han llegado a quedarse sin existencias.

El impacto de la pandemia de coronavirus en la economía es innegable. Muchas empresas han tenido que paralizar su actividad y otras se han visto obligadas a reducir jornadas, reducir plantillas o reformular sus métodos de trabajo.

Pero hay un segmento que no ha experimentado consecuencias negativas, al menos de momento.

Ese segmento es el de los ordenadores portátiles y tabletas, cuya demanda en Europa durante el primer trimestre del año se incrementó un tercio, según datos preliminares. IDC indica que el confinamiento de la población explica esta demanda, por la apuesta por el teletrabajo y el estudio a distancia.

“Esto ha llevado a muchos minoristas y distribuidores en Europa occidental a quedarse sin existencias”, ahonda Malini Paul, director de investigación en IDC EMEA.

“La interrupción de la cadena de suministro en China tras el cierre de Wuhan durante el Año Nuevo chino redujo las entregas en el mercado europeo en aproximadamente un 15-20 % durante el primer trimestre”, añade. “Más del 90 % de los PCs portátiles y las tabletas que se importan en Europa se fabrican y ensamblan en China”.

“Al mirar hacia el segundo trimestre, vemos que el sector de producción en China está en gran medida de nuevo en pie”, prosigue Paul, “pero la logística internacional interrumpida y los cierres de fronteras en Europa están contribuyendo a prolongar los plazos de entrega”.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor