La Guardia Civil descubre una granja de minado de criptomonedas que empleaba una conexión ilegal a la red eléctrica

Workspace

Desmantelada una granja de minado de criptomonedas al detectarse su conexión ilegal a la red eléctrica.

Un consumo excesivo de energía eléctrica en una casa rural alertó a la Guardia Civil de Crevillente (Alicante) sobre lo que se sospechaba que podría ser una plantación ilegal de marihuana. Al acceder a la finca lo que se encontró fue una instalación de minado de criptomonedas que se valía de una conexión ilegal a la red eléctrica para alimentar los potentes equipos informáticos necesarios para esa actividad.

El equipo intervenido incluye ocho procesadores, cien tarjetas gráficas, un ordenador portátil y una serie de sofisticados equipos de refrigeración y ventilación que evitaban el sobrecalentamiento de la instalación.

Se ha practicado la detención de dos hombres a los que se acusa de un presunto delito de defraudación de fluido eléctrico por un valor superior a los 24.000 €.

El minado de criptomonedas se realiza mediante complejos cálculos (hash) que efectúan potentes equipos informáticos en competencia con otros equipos que buscan ser los primeros en anotar transacciones y operaciones efectuadas mediante Blockchain, el sistema descentralizado de registro digital. Al conseguirlo se asigna una parte proporcional de un Bitcoin como recompensa y, dada la competencia y el valor en alza de las criptomonedas, la competencia para generarlas mediante este proceso de minado requiere de potentes equipos informáticos para su consecución exitosa.

Si de la ecuación se restan los costes del suministro eléctrico aumenta el beneficio, de ahí que no siendo ilegal la actividad de la minería de criptomonedas, en la mayoría de los casos cuando se detiene a alguien por esta actividad suele ser por fraude de fluido eléctrico, al llevar a cabo conexiones ilegales a la red.

Lea también :