NVIDIA introduce la arquitectura Turing, su “mayor salto desde la invención de la GPU CUDA”

ComponentesWorkspace

Las gráficas que estrenarán la arquitectura de GPU de octava generación de NVIDIA son: Quadro RTX 8000, Quadro RTX 6000 y Quadro RTX 5000.

Las palabras con las que NVIDIA ha presentado su última creación son indicadoras de la importancia que cobrará en la oferta de la compañía.

Turing, la que es la arquitectura de GPU de octava generación de NVIDIA, llega con la promesa de reinventar los gráficos.

Es “el mayor salto desde la invención de la GPU CUDA en 2006”, de acuerdo con sus creadores.

“Turing es la innovación más importante de NVIDIA en gráficos informáticos en más de una década”, asegura Jensen Huang, fundador y CEO de NVIDIA.

Se caracteriza por incluir procesadores dedicados de ray tracing o trazado de rayos. Se trata de los RT Cores, que NVIDIA combina con los Tensor Cores para inteligencia artificial.

Esta arquitectura ofrece capacidades de renderizado híbrido y NVIDIA calcula que las aplicaciones, por tanto, serán capaces de simular el mundo físico con una velocidad que será seis veces mayor que la habilitada por la generación Pascal.

Dicho renderizado permitiría “experiencias interactivas de calidad cinematográfica, nuevos efectos alimentados por redes neuronales e interactividad fluida en modelos altamente complejos”, según describe NVIDIA.

“El renderizado híbrido cambiará la industria, abriendo posibilidades increíbles que mejoran nuestras vidas con diseños más bellos, entretenimiento más rico y experiencias más interactivas”, opina Jensen Huang, que cree que “la llegada del ray tracing en tiempo real es el Santo Grial de nuestra industria”.

Las primeras GPU basadas en Turing serán Quadro RTX 8000, Quadro RTX 6000 y Quadro RTX 5000, que llegarán al mercado en el cuarto trimestre.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor