Red Hat ya es de IBM

Adquisiciones y FusionesCloudEmpresasOpen SourceSoftware

Jim Whitehurst continúa al frente, uniéndose al equipo sénior de IBM. El Gigante Azul paga 34 000 millones de dólares por una compañía que es líder en código abierto.

Aproximadamente 34 000 millones de dólares. Esa es la cantidad de dinero que ha tenido que pagar IBM para hacerse con todas las acciones de Red Hat, que es lo mismo que decir 190 dólares por cada título.

La adquisición, que fue anunciada a finales de octubre, ya se ha completado y se espera que impacte el mercado de la nube empresarial. Y es que, con Red Hat en su poder, IBM se postula como líder en nube híbrida. Juntas ofrecerán una plataforma de nube basada en tecnologías de código abierto.

En este sentido, es importante recordar que el Gigante Azul se ha comprometido a preservar la herencia de Red Hat en el campo del open source, incluyeyendo productos, contribuciones y estrategia de mercado.

También se conservará la sede de Raleigh, en Carolina del Norte, las marcas de la compañía del smberero rojo y sus prácticas. Jim Whitehurst continuará al frente, uniéndose al equipo de gestión sénior de IBM.

Este directivo considera que “unir fuerzas con IBM le da a Red Hat la oportunidad de llevar más innovación de código abierto a una gama aún más amplia de organizaciones y nos permitirá escalar para satisfacer la necesidad de soluciones de nube híbrida que ofrezcan una verdadera elección y agilidad”.

Por su parte Ginni Rometty, presidenta y CEO de IBM, sostiene que, “como proveedor líder en nube híbrida, ayudaremos a los clientes a forjar las bases tecnológicas de sus negocios durante las próximas décadas”.

“Las empresas están comenzando el próximo capítulo de sus reinvenciones digitales, modernizando la infraestructura y moviendo cargas de trabajo de misión crítica a través de nubes privadas y múltiples nubes de múltiples proveedores. Necesitan tecnología abierta y flexible para administrar estos entornos multinube híbridos”, explica Rometty. “Y necesitan socios en los que puedan confiar para administrar y asegurar estos sistemas. IBM y Red Hat están especialmente diseñados para satisfacer estas necesidades.

Red Hat se convierte tras esta adquisición en una unidad de IBM, tal y como se había anunciado hace unos meses, y en parte del segmento de Nube y Software Cognitivo. Eso sí, mantendrá cierta independencia del Gigante Azul a pesar de las sinergias que se produzcan entre los equipos de ambas compañías.  

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor