Ricoh apuesta por las tecnologías de colaboración para impulsar la productividad

EmpresasGestión Empresarial

La empresa ha aumentado casi un 5% sus facturación gracias a las soluciones de impresión y tecnologías colaborativas.

Este último año ha estado plagado de cambios para la compañía Ricoh, a mediados de 2017 decidieron unificar bajo una sola dirección los territorios de España y Portugal. También por esas fechas adquirieron la empresa Techno Trends dedicada al diseño e implantación de soluciones y servicios de colaboración empresarial a distancia. “La marca Techno Trends ha supuesto para Ricoh un incremento en las oportunidades comerciales de Ricoh España y Portugal” ha explicado Ramón Martín , Ceo de Ricoh para España y Portugal.

En septiembre inauguraron un Centro de Fabricación Aditiva en Barcelona que se ha convertido en el primer centro de España capaz de imprimir en piezas de polipropileno mediante tecnología SLS. Y a finales de año pusieron en marcha una iniciativa solidaria para luchar contra el Alzheimer llamada “Printed Memories”.

El resultado de estas acciones ha sido una facturación de 263,8 millones de euros, es decir un 4,8% más con respecto al año fiscal de 2016. “Ha sido un año de cambios que ha permitido obtener los beneficios de diversificar nuestro negocio y ampliar las posibilidades que la tecnología de Ricoh puede ofrecer a nuestros clientes” ha dicho Ramón Martín ante la prensa especializada.

Más del 60% de esa facturación llega del Office Printing, un mercado donde, según Martín, el color es el segmento que más está creciendo. Aún así, la compañía se mueve hacía el Work Place y apuesta fuerte por las tecnologías colaborativas que le han conseguido 12,4 millones de euros en Iberia.

Las soluciones de Ricoh de colaboración empresarial van desde los propios sistemas de impresión, cámaras, softwares de oficina e impresión hasta sistemas de videoconferencia, proyectores y pantallas interactivas todo conectado entre sí y con los dispositivos móviles, ordenadores , e, incluso, asistentes virtuales como Watson o Alexa. El año pasado presentaron la colaboración con Watson para presentaciones y reuniones, este año suman a Alexa, que ayuda al usuario a encontrar datos en las presentaciones, páginas y hace más ágil y amena las reuniones simplemente conversando con el asistente. Esta es la apuesta de la compañía por la Inteligencia Artificial y la intención es integrar los principales asistentes virtuales del mercado en un futuro cercano a las soluciones de colaboración.

Colaboración empresarial

“Seguramente las empresas del futuro tendrán menos directivos, muy pocos mandos intermedios, incluirían coordinadores de talento, algunos especialistas y muchas de las funciones de puestos como operarios o administrativos estarán robotizados” explicó Xavier Moreno, director de Marketing de Ricoh España y Portugal. Este es el futuro que Ricoh predice para las empresas gracias a la colaboración empresarial, “clave para impulsar la productividad de las organizaciones” y es que así han titulado un estudio realizado por IDC en colaboración con Ricoh, que analiza la situación actual de las organizaciones en España y su implementación de las Tecnologías de colaboración.

Según este informe, más de la mitad de las compañías españolas valoran las posibilidades que brindan estas tecnologías, sin embargo más del 63% sigue llevando a cabo sus reuniones de forma presencial.

IDC predice que esta cultura empresarial de colaboración llegaría a aumentar la productividad de las organizaciones en hasta un 15% para el año 2020. Sin embargo, actualmente el mayor obstáculo es la falta de conocimiento, por encima de los recursos tecnológicos. Más del 70% de los encuestados por IDC no tienen claros los conceptos ligados al término colaboración empresarial, aunque cuando se les explica sí reconocen llevar a cabo o tener en mente implantar algunas de esas funciones.

Uno de los principales beneficios que destacan desde IDC en el estudio es la reducción de la brecha generacional que hay actualmente en las compañías. Las nuevas generaciones como los millennials demandan herramientas más modernas, mientras que los empleados más mayores reclaman más preparación y formación para poder comprender y utilizar esas nuevas herramientas.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor