Se cumplen las previsiones de Samsung Electronics y sus ganancias caen un 29 %

EmpresasFacturaciónGestión EmpresarialMercados Financieros

Además, sus ingresos para el cuarto trimestre de 2018 fueron de 59,27 billones de wones surcoreanos (más de 53.200 millones de dólares estadounidenses), marcando una caída interanual del 10 %.

Samsung Electronics ya había advertido de que tanto sus ingresos como sus beneficios caerían durante el cuarto trimestre de su año fiscal 2018.

La compañía esperaba ventas consolidadas de aproximadamente 59 billones de wones coreanos y una ganancia operativa consolidada de unos 10,8 billones. La ganancia conseguida ha sido exactamente esa, 10,8 billones de wones surcoreanos (más de 9.700 millones de dólares estadounidenses al cambio), mientras que los ingresos han sido un poco mayores, de 59,27 billones de wones surcoreanos (más de 53.200 millones de dólares estadounidenses). En cualquier caso, esto supone un retroceso respecto a los resultados del cuarto trimestre de 2017: los ingresos consolidados cayeron un 10 % menos y las ganancias operativas, un 29 %.

A la hora de explicar este retroceso, Samsung Electronics apunta a una menor demanda de chips de memoria, tanto para centros de datos como para smartphones. Además, tanto sus negocios System LSI y Foundry como el Display Panel Business acumularon menos ganancias, ya sea por una cuestión de estacionalidad como por la competencia impuesta por los demás fabricantes a los que se enfrenta Samsung. A todo esto la compañía añade una caída en envíos y precios de teléfonos que afectó a la IT & Mobile Communications Division.

Los resultados financieros de Samsung Electronics para todo 2018, sin embargo, fueron de récord. Se alcanzaron 243,77 billones de wones (algo más de 219.000 millones de dólares) en ingresos y 58,89 billones de wones (cerca de 53.000 millones de dólares) en ganancias.

¿Y qué ocurrirá a partir de ahora? Parece que el negocio de memoria no tendrá un desempeño demasiado fuerte y que las ganancias se resentirán en 2019. El negocio de memoria experimentará un primer trimestre débil, influido entre otras cosas por cuestiones macroeconómicas y ajustes de inventario.

A esto hay que sumar una rentabilidad menor para OLED y también menores ganancias para LCD.

No debería ser hasta la segunda mitad del año, según las propias previsiones de Samsung Electronics cuando comience a aumentar la demanda de productos de memoria y de paneles OLED.

Como nota positiva, la compañía cree que ya desde el primer trimestre su división de TI y comunicaciones móviles tendrá buenos resultados en cuanto a ganancias con la introducción de servicios 5G comerciales en Corea y el lanzamiento de un nuevo smartphone de la marca Galaxy.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor