SpaceX ofrecerá a las aerolíneas Internet vía satélite con Starlink

Innovación

La constelación de satélites Starlink de SpaceX ofrecerá acceso vía satélite a Internet a los aviones comerciales.

La empresa espacial privada SpaceX ha comenzado a mantener conversaciones con distintas aerolíneas para ofrecerles servicio de acceso a Internet a través de su constelación de satélites Starlink.

Así lo ha confirmado Jonathan Hofeller, vicepresidente de SpaceX y encargado de ventas comerciales de Starlink, durante el transcurso de una conferencia en el Foro de Inteligencia Conectada en la Aviación. Starlink lleva preparando desde 2018 su propia red de, hasta ahora, 1.800 satélites de los hasta 4.400 que necesitaría para ofrecer una cobertura global de acceso a Internet a alta velocidad.

La conexión a Internet que facilita Starlink, aún en fase beta, alcanza picos máximos de 100 Mbps en descarga y 20 Mbps en subida. Los usuarios deben adquirir un kit que a cambio de $499 ofrece el sintonizador, el router y la antena parabólica, debiendo abonar mensualmente una cuota de $99. Para su implementación en las aeronaves, la propia Space X se encargaría de diseñar las antenas necesarias.

Constelaciones en competencia

Esto ofrecería una ampliación de la conectividad de las líneas aéreas, especialmente en los casos en los que atraviesa en zonas remotas o cuando sobrevuelen los océanos, alejadas de las costas más cercanas. Dado que la órbita donde están situados los satélites de Starlink está mucho más arriba que el espacio aéreo por donde transitan los aviones se le presenta una inmejorable oportunidad para ampliar su cartera de clientes más allá de quienes lo utilizan sobre la propia superficie del planeta, contando únicamente con una pequeña antena parabólica para acceder a Internet desde cualquier punto del planeta a cielo abierto.

Sin embargo Starlink no está sola en este mercado, dado que Blue Origen, la empresa espacial privada propiedad de Jeff Bezos, CEO de Amazon, también tiene planeada una constelación de 3.000 satélites que ofrecerían acceso a Internet. Otras empresas espaciales británicas y estadounidenses comienzan a desarrollar sus propios planes para establecer sus propias redes de satélites de acceso a Internet ubicados en órbita baja, aunque con cifras más modestas, con constelaciones de unos pocos centenares de unidades.

Lea también :