Telefónica reduce su deuda más de un 8 % durante el último año

EmpresasFacturaciónGestión EmpresarialMercados FinancierosOperadoresRedes

La compañía española ha presentado sus resultados de 2019 e insiste en su estrategia para generar valorar durante 2020.

Telefónica terminó su año fiscal 2019 con 48 422 millones de euros en ingresos, lo que supone un crecimiento del 3,2 %. Es más, este es su sexto año consecutivo de crecimiento en términos orgánicos. Eso sí, a nivel interanual decrecieron ligeramente: un 0,6 %.

Mejor les ha ido a sus ingresos por servicios digitales, que mejoraron un 17,1 %.

Más de una cuarta parte de los ingresos que obtiene Telefónica provienen de España.

En cuanto al beneficio neto, ha sido de 3 574 millones de euros excluyendo impactos extraordinarios de 2 432 millones. De ellos, 1 614 millones corresponden a la provisión por gastos de reestructuración, sobre todo en España.

Serían 1 142 millones de euros de beneficio en términos reportados o un 65,7 % menos respecto a 2018.

Desde la operadora española destacan que sigue reduciendo su deuda. Lo lleva haciendo once trimestres. Ahora mismo está en 37 744 millones de euros, que es un 8,1% menor de lo que era en diciembre de 2018. Y son 15 000 millones menos que en junio de 2016.

Telefónica España

Telefónica España ha conseguido crecer durante todos los trimestres del año. Durante el último trimestre mejoró un 0,4 % interanual sus ingresos hasta los 3 266 millones de euros. Para todo 2019 consiguió 12 767 millones, que es un 0,5 % más.

¿Y ahora qué? “Hemos comenzado 2020 con una buena evolución operativa y estamos enfocados en ejecutar el plan que anunciamos a finales del pasado año. Telefónica adoptó cinco decisiones estratégicas con el objetivo de generar valor y un impacto positivo en todos nuestros grupos de interés. Estamos priorizando aquellos mercados en los que podemos ser relevantes para nuestros clientes -España, Brasil, Alemania y Reino Unido- mientras nos enfocamos en la creación de valor de nuevos servicios digitales e infraestructuras a través de T.Tech y T.Infra”, explica José María Álvarez-Pallete, presidente ejecutivo de Telefónica.

“Además”, prosigue, “la separación operativa de Hispam abrirá oportunidades que nos permitirán cristalizar valor, al tiempo que somos cada vez más ágiles e incrementamos la eficiencia en todas nuestras unidades”.

“Respecto a nuestros objetivos fijados para 2020, esperamos crecer de manera estable en las principales magnitudes, un dividendo estable y atractivo. A largo plazo, tenemos un objetivo de crecimiento sostenible y responsable”, termina Álvarez-Pallete.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor