Una fácil distribución del software sin licencia, detrás del auge de la criptominería maliciosa

Seguridad

Kaspersky Lab parece tenerlo claro: “cuanto más fácil sea distribuir software sin licencia, más incidentes de actividad de criptominería maliciosa se detectan”.

Los expertos en seguridad llevan un tiempo advirtiendo de que el ransomware ya no es la principal amenaza. Parece que el minado no autorizado de criptomonedas ha tomado la delantera.

Pero, ¿cuál es el motivo? Kaspersky Lab ha estudiado tanto el panorama normativo como el precio de la electricidad en una decena de países afectados por los criptomineros y los grandes vectores de infección de familias de malware. Su conclusión es que ni legislación ni coste de energía tienen mayor impacto en el avance de la criptominería, pero en el análisis de las familias de malware ha detectado influencia.

Y es que la fórmula a la que se han agarrado principalmente los ciberdelincuentes para las infecciones de dispositivos ha sido provocar la instalación de software pirata y contenidos sin licencia, engañando a los usuarios.

En este sentido, Evgeny Lopatin, experto en seguridad de Kaspersky Lab, explica que “nuestro estudio sobre los antecedentes económicos de la criptominería maliciosa y el motivo de su presencia generalizada en ciertas regiones deja a la vista una clara correlación: cuanto más fácil sea distribuir software sin licencia, más incidentes de actividad de criptominería maliciosa se detectan”.

“En resumen, una actividad que normalmente no se cree peligrosa, como la descarga e instalación de software dudoso, da lugar a lo que posiblemente sea la historia de la mayor ciberamenaza del año: la criptominería maliciosa”, sentencia.

A nivel numérico, este año más de 5 millones de usuarios han encontrado mineros, un 83 % más que en 2017. El número de quienes han hallado mineros móviles, por su parte, se ha más que quintuplicado.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor