10 preocupaciones en torno a Google Chrome OS

CloudEmpresasMacSistemas OperativosWorkspace
0 0 No hay comentarios

La importancia que se le está dando al futuro sistema operativo de Google es tal que su fracaso sería un duro golpe para los de Mountain View. Es cierto que promete, pero a continuación mostramos algunas dudas con relación a este proyecto.

1. ¿Otro sistema operativo?

¿Necesita el mundo de la informática otro sistema operativo? Google propone Chrome OS como una alternativa ligera y diseñada para servir aplicaciones Web, pero muchos usuarios todavía no entienden lo que esto significa. En caso de que Chrome Os no aporte una velocidad mucho mayor o una gran ganancia a nivel de eficiencia (desde la instalación hasta la ejecución), ¿qué sentido tendría este proyecto?

2. Código abierto no significa éxito seguro

Efectivamente, Chrome OS está basado en código abierto y es una gran noticia. Pero, ¿necesita el mundo de la informática otra distribución Linux estilizada?

chromeos.jpg

Aún no tenemos razones por las que creer que Chrome OS será diferente de otras ‘distros’ como Ubuntu, Red Hat o Moblin. Además, la experiencia indica que muchos usuarios, sobre todo los que no tienen porqué conocer en profundidad estos sistemas, han decidido desinstalar Linux en sus portátiles para reencontrarse de nuevo con Windows. En ocasiones, más diversidad es sinónimo de más confusión.

3. ¿Qué pasa con Android?

¿Nos hemos perdido algo?, ¿no estaban puestos los ojos de Google en el mercado de Netbooks con Android? Es cierto que este sistema está enfocado en gran medida al segmento de dispositivos móviles con conexión a Internet, pero la compañía (y otros fabricantes) tenía en mente una futura versión modificada para portátiles. Algunos analistas aseguran que Chrome OS terminará diluyendo la marca Android, pero antes se creará una importante confusión en el mercado Linux.

4. Gran ruido mediático

Los medios de comunicación, entre los que nos incluimos, hemos denominado a Chrome OS como el siguiente gran paso de Google. Si no consigue aportar todo lo que se espera de él, si no consigue mejorar notablemente la experiencia de usuario, se podrá considerar un rotundo fracaso. Aunque no lo parezca, Google está arriesgando muchísimo con esta plataforma.

5. Google no es un vendedor de plataformas

Google construye aplicaciones web, pero no plataformas. Una aplicación Web puede fallar, pero una plataforma no. Y, sino, que se lo digan a Microsoft y sus pantallazos azules (Blue Screen of Death). Si algo parecido le ocurriera a Chrome Os, los usuarios volverían rápidamente a Windows, Mac o cualquier otra distribución Linux más robusta.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor