La adopción de competencias digitales sigue siendo asignatura pendiente en las empresas

Empresas

Un estudio presentado por el Instituto de la Economía Digital de ESIC pone de manifiesto que las organizaciones deben mejorar el desarrollo específico de funciones digitales, incluyendo profesionales cualificados.

Después de 20 años en el ámbito de la formación, el Instituto de la Economía Digital de ESIC (ICEMD) quiere seguir manteniendo un espíritu pionero y de start-up con el que nació en 1995. Tiene claras sus misiones más allá de la formación de alumnos y la capacitación para las empresas, tal y como explicaba Joost Van Nispen, presidente de ICEMD: “también es importante seguir investigando realidades y tendencias para orientar la toma de decisiones en las organizaciones”.

Estas declaraciones se realizaban en el marco de la presentación de su último estudio, el primero exclusivamente enfocado a conocer cómo se están implementando las competencias digitales en España. Para el directivo, tales competencias no vienen dadas por las empresas, sino por los profesionales trabajando en ellas: “En la transformación digital de las empresas se necesita talento interno, lo que en Estados se denomina People Business”. El problema que parece común en un gran porcentaje de las empresas es que, a pesar de ser conscientes de esa la necesaria transformación, aún no están tomando las suficientes medidas y adoptando competencias para llevarla a cabo con éxito. Es así debido a la falta de especialización y formación.

El objetivo de este I Estudio de Competencias Digitales de la Empresa Española es el de realizar un diagnóstico sobre la situación de las organizaciones y dar a conocer las claves que permitan afrontar la transformación digital a través de una correcta inversión en nuevos proyectos y en la comentada formación de los profesionales.

Enrique Benayas, director general del ICEMD fue el encargado de desgranar todos los detalles. El estudio, realizado en colaboración con MillwardBron a 442 profesionales de diferentes sectores como turismo, servicios, industria, retail y transporte, pone de manifiesto esa importancia de las personas en la transformación digital. Sin embargo, tan solo el 27% de los encuestados admiten tener un puesto específico tras conocer la necesidad de implementar funciones y perfiles digitales, por lo que el 73% restante aún tiene un largo camino por recorrer.

De entre los perfiles más implementados se encuentran el de analista web, especialista en posicionamiento web, responsable de e-commerce, responsable de contenido digital y webmaster, es decir, aquellas relacionadas con la web y su rendimiento. Por el contrario, los perfiles que menos se están incorporando a las organizaciones son los relacionados al Business Intelligence y Customer Experience, que inciden directamente en la mejora de los negocios.

Otro de los resultados interesantes extraídos del estudio es que las empresas que más recursos dedican a la formación de los profesionales son también las que más van a invertir en el futuro. “La formación se traduce en que el talento tenga más competencias para ayudar a las empresas”, añadía Benayas durante la presentación del informa a los medios de comunicación. A nivel de directivos, el 72% de ellos no reciben formación digital de forma periódica, ”no se sienten completamente al día”, este detalle cobra mayor relevancia en el mundo digital en el que nos movemos, donde las tecnologías evolucionan mucho más rápido que en cualquier otro segmento profesional.

Para poder ayudar a las organizaciones, el ICEMD ha elaborado un Indice de Competencia Digital (ICD), que mide el grado de implementación de las competencias en la empresa española. En otras palabras, es capaz de cuantificar la relación de la empresa española con la Economía Digital, todo ello partiendo de una autoevaluación inicial. En este índice se comparan dos valores: el ideal (la relevancia que dan los directivos a las competencias digitales) y el real (su grado de cumplimiento en las empresas). Y los primeros resultados no son nada alentadores. Teniendo en cuenta 39 competencias digitales pertenecientes a 9 disciplinas iniciales (ecommerce, marketing digital, customer experience, gestión digital, innovación, big data, web marketing, comunicación digital y publicidad digital), el ICD medio en la empresa española es 16,23 sobre 100, extremadamente bajo. Más aún teniendo en cuenta que el 73% de las empresas están por debajo de esa media.

ICEMD-ICD

Por tanto, entre las conclusiones del estudio destaca que las empresas no están aprovechando el potencial de las nuevas herramientas de gestión para ser más productivas y eficientes.

Asimismo, medios digitales que necesitan más desarrollo e implicación estratégica como las apps móviles, las tiendas online o simplemente los blogs son soportes que están por explorar en buena parte del entramado empresarial.

En el lado positivo, el 78% de las empresas tienen previsto invertir en formación en materia digital durante los próximos años, especialmente en el sector del turismo (46%) y el retail (37%).

Más información sobre el estudio en http://microsites.icemd.com/competenciasdigitales.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor