Los altavoces controlados por voz, también para la empresa

Innovación

Desde la hostelería a la atención sanitaria y el retail, diferentes sectores pueden beneficiarse de la asistencia virtual.

Cada vez se gastará más y más dinero en los altavoces inalámbricos habilitados para asistencia virtual personal o para VPA, por sus siglas en inglés. Esto es, en asistentes controlados por voz como Amazon Echo y Google Home.

Así lo determina la consultora Gartner, que explica que de los 720 millones de dólares de gasto de usuario final del año pasado se subirá a 3.520 millones de dólares en 2021. Además, el interés no procederá únicamente de los consumidores. Las empresas también tienen algo que decir en todo esto.

La previsión es que la adopción empresarial de este tipo de dispositivos impulse el crecimiento ya en 2019, gracias a una serie de productos especializados. Los primeros sectores en dejar su impronta será los de hostelería y las industrias de atención remota.

“En la atención sanitaria, las aplicaciones de diagnóstico remoto y cuidado de ancianos serán habilitadas por los altavoces VPA”, comenta Ranjit Atwal, director de investigación de Gartner. “El coste de hardware y servicios, al menos en parte, será subvencionado por los socios del ecosistema de salud que probablemente obtendrán eficiencias sustanciales y fomentarán la adopción del paciente”.

“Los altavoces VPA especializados con configuraciones de hardware y software a medida se implementarán en el sector minorista en 2020 y más allá”, añade Atwal, que cree que “se habilitarán nuevas experiencias de pago y compra de autoservicio, basadas en la voz”.

Dentro de un par de años, este tipo de altavoces deberían incorporar funciones de inteligencia artificial que no se ejecutarán en la nube, sino en el propio dispositivo. Gartner también pronostica que las preocupaciones por la privacidad de los datos serán menores de cara a 2020.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor